Garduño, miedoso en Cancún

CANCÚN

Por Heiby Morales/Juan Manuel Trinidad > Quequi

En medio del total hermetismo y rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (Inami), Francisco Garduño Yáñez, arribó ayer a Cancún supuestamente para encabezar el relevo en la oficina de representación en esta entidad, tras la renuncia de Araceli Fernández Santacruz y obligado por las duras circunstancias de la ejecución del representante de ese instituto en Playa del Carmen.

En vuelo procedente de la Ciudad de México, a las 11:50 arribó al Aeropuerto Internacional de Cancún el comisionado del Inami, y no se informó de sus reuniones con el personal, todo fue muy en lo oscurito para dar posesión en Quintana Roo a Salvador González Guerrero, como nuevo titular de la oficina de representación.

Garduño llega a Quintana Roo obligado por las circunstancias criminales que segaron la vida de un servidor público, Iván Rojas Vergara, que luchó por poner orden con el nulo respaldo federal a la labor que desempeñó como subdirector de Control Migratorio en Solidaridad. Después de ser ejecutado Garduño ni siquiera se dignó a llamar a la representante local ni a sus familiares para darle el pésame. No es nueva esta actitud en él, ya ha sido acusado varias veces a nivel nacional de ofender a servidores públicos y de acusarlos sin fundamento.

Desde las 10:50 horas de ayer cuando la Marina y un contingente de empleados de la “migra”, hicieron acto de presencia en la salida del andén cuatro, en espera del titular de Migración, Francisco Garduño, pero se dio a conocer que su vuelo tenía un retraso de 20 minutos y decidieron continuar la espera. Por fin, a las 11:50 horas arribó el vuelo, evadieron la salida principal del andén cuatro, donde los esperaban la Marina y la comitiva de Migración para escoltarlo, y aprovechó para realizar un recorrido por las oficinas migratorias del Aeropuerto Internacional, para después retirarse ambos por el área de Servicio de Transporte.

Al convoy que los esperaba le dieron la indicación que el comisionado y el nuevo delegado habían abordado una van de Migración en la parte de las unidades de servicio en la parte trasera, por lo que decidieron alcanzarlo para escoltarlo.

El comisionado viajará por tierra a Campeche, debido a que también allá renunció el encargado de la oficina de Migración, Oscar Alfredo López Chan, para dar posesión al nuevo delegado, cuyo nombre se desconoce. Desde el estado campechano, el comisionado tiene su vuelo listo para hoy por la noche hacia la Ciudad de México.

Y quizá muy pronto tenga que venir nuevamente. Los problemas continúan en Migración y se da por sentado que a más tardar a fin de mes saldrá María Antonieta Saldívar Chávez, la representante de Yucatán. A ésta hay que agregarle la renuncia de la encargada de Migración en Nuevo León. Toda una cascada de renuncias no por falta de ganas de trabajar, sino porque no los dejan trabajar.

La ola de renuncias de las delegaciones en la Península se da ante las mismas circunstancias de abandono, la exigencia de reducir en 20% el ya de por sí escaso personal, la no entrega hasta de lo más básico para su seguridad y arrojarlos a enfrentar a grupos de polleros de primer y tercer mundo como si de convencer a niños se tratara.

Nadie de los que han decidido dejar su cargo estaba en la idea de solapar la corrupción, sino todo lo contrario, están y estaban dispuestos a exponer su vida para lograr una transformación, pero necesitan el apoyo y respaldo de su institución y sus superiores.

El asesinato de Iván Rojas, subdirector de Control Migratorio en Solidaridad, fue la gota que derramó el vaso. Iván era originario de Texcoco, Estado de México, estaba en Migración desde hace más de cinco años. Desde el 1 de septiembre de 2013, se desempeñaba en la entonces subdelegación federal de Playa del Carmen, también estuvo en operaciones en el Aeropuerto Internacional de Cancún y en la Subdelegación de Chetumal.

Mientras no se concluyan las investigaciones no se puede responsabilizar a nadie de su muerte. Pero está el antecedente de que Iván participó en un operativo junto con la Interpol, en el que fue detenido el prófugo colombiano Édgar Orlando Gaytán Camacho, alias “El Taita”, quien se encontraba escondido en este destino turístico.

Y después, en el estacionamiento subterráneo de la plaza Paraíso Caribe, el funcionario federal fue ejecutado de dos balazos cuando salía de las oficinas del Instituto de Migración en Playa del Carmen y se disponía a abordar su vehículo.

Los funcionarios estatales de Migración no se sienten seguros ante el panorama de inseguridad que se vive en todo México y Garduño Yáñez no da ni siquiera respaldo moral a sus subordinados. Los integrantes del ahora Inami (antes INM), se han visto cada día más desprotegidos desde que se ha implementado un plan de austeridad, sin tener en cuenta los riesgos que corren. No se toman en cuenta las necesidades que tienen del equipo básico de protección, herramientas, chalecos antibalas, limitadas prestaciones en estos lamentables casos y aparte les exigen de manera obligatoria el recorte del 20% de su personal, según se les exigió mediante oficio número INM/DGA/1004/2019.

Los funcionarios de Migración de Quintana Roo se enfrentan a situaciones distintas a lo que viven en la Frontera Sur y que frenan indocumentados de Centroamérica; aquí se mueven muchas etnias, grupos y mafias de los más diversos países. Lo mismo hay ilegales asiáticos, rusos, indios, estadounidenses, italianos, ucranianos, israelíes, árabes o australianos. Y no faltan los componentes de organizaciones criminales de toda Latinoamérica.

La reducción de personal les ha complicado labores que tienen que hacer al atender al aeropuerto con mayor movimiento internacional del país (el de Cancún), supervisar todos los cruceros que llegan continuamente a Cozumel y Mahahual, y controlar todo el flujo migratorio extranjero que crece continuamente.

Así que el recorte mete en problemas a la institución, porque tiene que cumplir, sin contar con el mínimo necesario de personal, sobre todo ahora que han recibido muchos elogios por parte de la iniciativa privada, que ha aplaudido que se hayan agilizado los tiempos de recepción de los turistas a niveles de eficiencia nunca vistos en el AIC.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario