German Gallegos Cruz don cafeto

REPROBADOS…

Atento recado a todos los afectados por la inseguridad.

Ya vamos para una década que el gobierno federal en un acto desproporcionado de arrogancia y fanfarronería, nos anunció por boca de Felipe Calderón Hinojosa, a la sazón presidente de México, que se iba a combatir a la delincuencia organizada, con toda la fuerza y el peso del estado mexicano. Y este hombre que pretende una reelección en la persona de su esposa Margarita Zavala, nos falló. Terminó su administración sin pena ni gloria y los delitos se multiplicaron de manera exponencial. Dicen algunas personas que saben sobre asuntos de seguridad nacional, que el lance de Felipe Calderón, fue el equivalente a darle un “escobazo” al panal de las avispas. Después de este inocuo presidente, llegó la esperanza de volver a disfrutar una mediana paz social, mediante la elección de Enrique Peña Nieto al cargo de presidente de la República, y nada. La cosa empeoró. Una buena parte de la sociedad votó por lo “malo conocido”, creyendo que a pesar de la corrupción histórica del PRI; ellos tenían la experiencia de gobernar mejor. El tema de la inseguridad, se debate a diario en todos lados. La ciudadanía vive con miedo permanente, porque los hechos violentos sobrepasan la capacidad de imaginación de un ser humano normal. Los métodos de cegar vidas por los ajustes de cuenta, o simplemente por ser víctima inocente de las bandas criminales, superan en crueldad al Ejército Islámico. Ejemplos a la vista hay muchos; pero el estado de Guerrero se cocina aparte; los asesinatos son masivos y en toda la geografía estatal, se percibe un vacío de poder, pues el gobernador Héctor Astudillo está más preocupado de salvar su propio pellejo, que gobernar y dar seguridad a los guerrerense. No hay quien pare a la delincuencia en Guerrero. Pero retomando la determinación del gobierno de la República de combatir a las bandas criminales mediante el método que inauguró Felipe Calderón, el fracaso no se hizo esperar. Ya van un poco más de cuatro años del gobierno del presidente priista Enrique Peña Nieto y sólo en las estadísticas gubernamentales han disminuido los delitos.

VARIAS CAUSAS

Es definitivo, L violencia no se combate con más violencia; podrán reclutar más efectivos para las fuerzas de seguridad, comprar más y mejor armamento, pero mientras no se busque curar la herida putrefacta de la desigualdad social y la pobreza extrema, no habrá paz ni seguridad para nadie. El gobierno del presidente Peña Nieto, es un gobierno fallido. Falló el pacto por México, fallaron las reformas estructurales, fallaron todas las medidas que se han tomado para darle seguridad a la ciudadanía. La agencia Apro, publicó unas estadísticas que proporcionó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), donde reprueban de manera total al gobierno de Enrique Peña Nieto. Quizá duela saber, que el gobierno actual es el peor que ha tenido México en los últimos 30 años. Dice el informe de la Cepal que México figura entre los cinco países más pobres de América Latina con un 42.1% de pobres y cerca del 12% de la población mexicana entran en un rango de indigencia.  Solo El Salvador, Paraguay, Guatemala y Honduras, están un poquito más abajo en la escala, que nuestro país. Resulta que ahora, México es superado, por naciones que tradicionalmente presentaban mayores rezagos sociales como Bolivia y Ecuador. Bolivia tiene un índice de 32.7%, mientras que Ecuador 31.0% de acuerdo con una medición de la Cepal, que al utilizar la misma metodología en todos los países de la región, permite hacer una comparación certera. La oportunidad de mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, se perdió en el pantano de la diabólica corrupción. En este país toda la clase gobernante roba. Esa es la razón por la que este delito queda impune siempre. Los que llegan, cubren a los que se fueron, para buscar un beneficio similar, cuando los que ahora están, se vayan. Y así sucesivamente hasta la eternidad. No habrá castigo para ningún ex gobernador excepto (Guillermo Padrés) que otras culpas estará pagando. Tampoco habrá castigo para ningún ex presidente municipal, aun cuando están las pruebas del delito a la vista de todos.

EL INAH, SI DIÓ DINERO.

A raíz de mi comentario, que el Instituto de Antropología e Historia (INAH) se lleva todo el dinero de las taquillas de las zonas arqueológicas de Quintana Roo, la delegada de esta entidad gubernamental, Adriana Velazquez Morlet, me hizo una aclaración al respecto: Quiero informarle -me dijo- que el INAH, le entregó al ayuntamiento de Tulum, casi cinco millones de pesos, cuyo titular era David Balam Chan, para remodelar la entrada al sitio. Las evidencias indican que no se hizo nada, más que empeorar con un remedo de remodelación al vapor. Existen datos de la entrega de ese dinero, el paradero del mismo no nos corresponde a nosotros como institución averiguarlo. Así no se puede, concluyó la delegada.

 

La frase: El que no da un oficio a su hijo, le enseña a ser ladrón…Proverbio Turco.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario