Golpea fuerte el Covid-19

Por Blanca Silva Quequi 

El Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac actualizó las pérdidas por la pandemia del Covid-19 para el sector turístico a 500 mil millones de pesos, cifra que se duplicaría en lo que resta del año, dentro de lo cual Quintana Roo es el estado más afectado del país al aportar más del 40% de las divisas turísticas. 

Durante su participación en la novena sesión del Webinar Covid-19: Salud, economía y ciencia con el tema “Sector Turismo: Alternativas ante la Crisis”, el director del Cicotur Anáhuac, Francisco Madrid, adelantó que entre marzo y mayo la industria turística habría perdido 500 mil millones de pesos, de los cuales 240 mil millones correspondieron a abril, cifra que se cuadruplicaría al cierre de 2020. 

Abundó que la estimación de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés), es que el tráfico internacional se repondrá al 50% para fin de año y el doméstico hacia el tercer cuatrimestre pero sin los niveles que traía en 2019, por lo cual debe hacer una acción en consecuencia de parte de los actores públicos para “darle sangre al paciente que está en terapia intensiva y se está desangrando, pues durante mucho tiempo le dio a la actividad productiva y a la sociedad y hoy está invernando con un pronóstico francamente muy malo”. 

Por ello, propuso impulsar una agenda legislativa de emergencia para favorecer la competitividad turística, pues la condición de las empresas es de enorme vulnerabilidad, con lo cual coincidieron otros actores de la industria a nivel nacional que participaron en el seminario, como el presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) y el ex secretario Federal de Turismo, Braulio Arsuaga y Enrique de la Madrid Cordero, respectivamente. 

De la Madrid Cordero, urgió una estrategia económica del gobierno federal que acompañe a la de salud, ya que de lo contrario la situación se alargará y el dolor y gasto para los mexicanos será muy fuerte, pues podría incrementarse la inseguridad y convertirse en un problema más para el sector turístico del país, para lo cual propuso contratar deuda de corto plazo para enfrentar la emergencia. 

Puntualizó que darle becas a los jóvenes y más dinero a las personas de la tercera edad no resuelve el problema, pues su efecto es limitado y lo que se requiere es rescatar el padrón de Progresa con casi 30 millones de mexicanos, así como posponer el pago de impuestos, las contribuciones al IMSS y el Infonavit, ya que las empresas requieren liquidez y no de solvencia, pues cuando valen menos de lo que deben quiebran y la salida será más larga y dolorosa al dispararse el desempleo. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta