Habrá labor conjunta Por Q. Roo: Abreu

Por Héctor Bello Guadarrama

“La estructura administrativa y operativa del gobierno federal en Quintana Roo para el próximo sexenio, no será puesta al servicio del gobernador del estado y tampoco convertirá al mandatario en algo que esté por debajo de su envestidura, sino que tanto los delegados estatales, incluidos los delegados regionales que fueron nombrados por AMLO, solo permanecerán pendientes que los recursos federalizados no sean tocados, para evitar las desviaciones, los favoritismos, los amiguismos y los compadrazgos, dijo Arturo Abreu Marín.

De visita al periódico Quequi, donde saludó al director general, José Alberto Gómez Álvarez, reconoció el trabajo que desempeñan los trabajadores de los medios de comunicación y determinó estar abierto y dispuesto parta escuchar todas las inquietudes que se tienen respecto a la nueva forma de hacer política, impuesta por el presidente de la República electo.

Luego de establecer que no buscará destacar para ser candidato del partido Morena ni de ningún otro instituto al gobierno del estado, determinó que la instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, es que su estructura de administración y operativa en las entidades se mantenga fuera de todo acontecer partidista, siendo respetuosos de la soberanía de las entidades y de los municipios.

Dejó en claro, que el que se quiera concentrar los recursos públicos federales en una sola responsabilidad, como la que desempeñará como delegado estatal, no se debe a que los funcionarios actuales sean enemigos de la República y por ello deban despedirse, sino que se requiere de un control que evite el enriquecimiento ilícito y las negociaciones por debajo de la mesa con bienes que son de todos, y ya no más para unos cuantos.

“Para concentrar los recursos en una sola responsabilidad. No quiere decir que al gobierno del estado no le mande dinero la federación, tendrán lo que les corresponde. Y los municipios también.  Yo puedo dar el ejemplo de otros estados, no del  de aquí porque apenas estoy llegando, aunque tenga yo 17 años de estar por acá, pero en muchos lados todos sabíamos que los gobernadores hacían y deshacían. Yo creo que el dinero va a venir directamente al gobierno del estado lo que sean para los programas de la entidad, y para lo que le corresponde a la administración estatal. Y los dineros de los ciudadanos van a ser por conducto de las delegaciones, y así los municipios van a recibir directamente su dinero. Antes se triangulaba el dinero del gobernador a las delegaciones, o a los municipios. Y desgraciadamente tenemos ejemplos en distintos estados del país en que no llegaba ese dinero a la obra pública para la que fue etiquetado, y se desviaban para otras cosas”, dijo.

En ese sentido, abundó que de acuerdo a la nueva visión se quiere dar por terminado que los programas sociales sigan siendo usados para fomentar una clientela electoral, como es el caso de la Sedesol y sus planes de apoyo para diferentes rubros. Y ya no ser usados solo en épocas electorales, y nunca más hacer su entrega a nombre del gobierno o de algún funcionario, o aspirantes a cargos de elección popular.

“Andrés Manuel nos dijo: nosotros cuando seamos gobierno no vamos a convertir a Morena en el beneficiario de todo lo que se haga en favor de los ciudadanos, porque los ciudadanos no tienen color, ni olor, ni nada sino sencillamente son ciudadanos, mexicanos todos, y no queremos que Morena se convierta en lo que criticamos durante 18 ó 24 años”, apuntó.

Para el caso de Quintana Roo, el coordinador estatal de la nueva estructura del gobierno federal, Arturo Abreu, dijo que se mantiene la confianza que habrá total colaboración entre los niveles estatal y federal.

El coordinador estatal de la estructura de AMLO para el siguiente sexenio, determinó que los delegados regionales para el estado de Quintana Roo solo son parte de una estructura general para las zonas del país, ya que en cada entidad aun faltan por nombrarse otros tantos más que habrán de someterse a una preselección que habrá de ser aprobada por la cúpula del partido Morena y por el presidente electo.

“De 67 delegaciones que existen se va a convertir en una. Claro, hay 10 básicas. Es dejar en manos de los que saben en cada una de las áreas la operación. Vamos a tratar de corregir la corrupción y ojalá tengamos suerte. La idea es que desde el primer día se comience a trabajar para terminar la corrupción, y le vamos a poner un énfasis porque a la hora que aparezca el primer tumor, este será extirpado”, determinó.

Aun cuando no se tiene esta estructura estatal lista, esta deberá conformarse en breve para estar lista una vez que inicie la nueva administración, luego de la toma de protesta a partir del 1 de diciembre del presente año, y concluirá el 30 de noviembre del año 2024.

 

VOZ: Vamos a tratar de corregir la corrupción. Le vamos a poner un énfasis porque a la hora que aparezca el primer tumor, este será extirpado”. ARTURO ABREU MARÍN

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario