Hace caso omiso la gente a las reglas de sana distancia.

PLAYA DEL CARMEN

Tumultos de ciudadanos inconscientes podrían hacer que se retroceda en el color de semáforo de contagios, al abarrotar las playas este fin de semana.

Principalmente Punta Esmeralda, donde el problema no es la vigilancia, pues el mensaje de las autoridades ha sido claro en el sentido de que las playas aún permanecen cerradas.

“La misma ciudadanía debe ser consciente si se percata que se ha roto la sana distancia y el número de personas congregadas representa un riesgo de contagio.

Lo que no se permiten son las multitudes, que no haya mucha gente en el mismo lugar al mismo tiempo, unas personas no hay problema, pero hay lugares donde sí, por ejemplo Punta Esmeralda que estuvo saturado, mucho gente este fin de semana, hasta las seis, siete de la tarde”.

Señaló el secretario de la cooperativa turística Mar Caribe, José Gómez Burgos.

También además de Punta Esmeralda se vio mucha gente en Shangri La “y entre las calles 2 y la 4, cerca de donde está el parque, también allá mucha gente disfrutando la playa”.

Si bien es cierto que la economía costera se reactiva con la presencia de los bañistas, la nueva normalidad exige un comportamiento ciudadano responsable y si se acude a la playa deben buscarse espacios y horarios para evitar las aglomeraciones, “mantener la sana distancia es muy importante”.

Por Luis García

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta