Hará sombra Chak Meex a Pedro Pérez

FELIPE CARRILLO PUERTO

Por Redacción > Quequi

El gobierno panista-perredista de José Esquivel Vargas, en Felipe Carrillo Puerto, marcado por la corrupción, compadrazgos y nepotismo, así como los escándalos amorosos del edil y el total abandono y pobreza en que se encuentra la “cuna de la cultura maya” en Quintana Roo, vaticinan una derrota electoral para Pedro Pérez Díaz, abanderado por esos mismos partidos para contender para la diputación electoral por el Distrito XII.

Apenas el pasado martes, la coalición “Orden y Desarrollo para Quintana Roo”, integrada por el PRD y PAN -partidos que llevaron al poder a Esquivel Vargas- registraron ante el Ieqroo a sus 14 candidatos para contender por las diputaciones locales el próximo 2 de junio.

Para el Distrito XII, que comprende a los municipios de Carrillo Puerto y José María Morelos, la coalición inscribió al expriista Pedro Pérez Díaz, Pero éste no la tendrá fácil, la comunidad maya podría cargarle factura, debido al pésimo gobierno de “Chak Meex”, y no pocos vaticinan una inminente derrota electoral, debido también a la fuerza que adquirió Morena en la pasada contienda electoral.

Cabe recordar que José Esquivel Vargas, presidente municipal de Carrillo Puerto, se ha visto envuelto en una serie de señalamientos de corrupción y escándalos, pues éste se ausenta del Municipio por lo menos tres o cuatro días a la semana para irse a Chetumal a disfrutar de la vida loca con jovencitas.

Y su presunta sexoadicción ha provocado que le apoden el “Alux del Viagra”, porque parece insaciable en la búsqueda de placeres, a pesar de que su divorcio está en trámite y quiere despojar de todo a su esposa Silvia Esquivel y a sus tres hijos. Además, comete adulterio a la vista de todos, al andar con Karen Analí A.N., alias “La Chola”, de 29 años de edad, con quien procreó un hijo aún estando con su esposa, la señora Silvia Esquivel, con quien vivió 20 años.

Por si fuera poco, al presidente municipal Esquivel Vargas se le señala de andar de amores con Mónica O.J., una jovencita de 22 años, que es su ahijada de confirmación, a quien por celos le prohibió ir a la universidad en Chetumal para no tener contacto con otros muchachos de su edad, y a cambio le puso un cómodo departamento en la capital del estado.

Y en lo que se refiere al abandono del municipio de Felipe Carrillo Puerto, las principales quejas señalan el pésimo estado en que se encuentran las calles, que el servicio de recoja de basura es completamente ineficiente, así como el alumbrado público.

Por si fuera poco, el problema de la inseguridad lo ha rebasado, pues los atracos están a la orden del día, mientras sus policías le reclaman apoyos. Ni el edil se salva de la delincuencia, pues en días pasados una empleada personal de sus oficinas administrativas de “La Casona” fue víctima de los rateros, quienes le hurtaron su bolso.

Incluso hasta los transportistas se le han salido del huacal, pues también han protagonizado zafarranchos en la calle por la disputa de un sitio de taxis, y Esquivel Vargas sólo ha sido un espectador más y no un gobernante que pueda poder orden en uno de los municipios con más carencias en la entidad.

DE AMORÍO EN AMORÍO

José Esquivel Vargas se ha levantado una ola de críticas entre la sociedad carrilloportense, al incurrir descaradamente en el adulterio, pues a pesar de estar aún legalmente casado con su esposa Silvia Esquivel, mantiene amoríos con jovencitas, e incluso con su hijastra Michelle.

La vida de lujos y excesos que ha llevado Michelle Esquivel, hija reconocida, mas no de sangre de José Esquivel Vargas, “Chak Meex”, ha llamado fuertemente la atención de los habitantes de este Ayuntamiento, pues aseguran que la joven de tan sólo 22 años de edad, quien recientemente se convirtió en madre, en realidad es su nueva amante, misma que comparte este tipo de privilegios con Karen Analí A.N., (a) “La Chola”.

Se pudo investigar que la actual esposa de “Chak Meex”, Silvia Esquivel, es su prima hermana, con la que se casó y procreo tres hijos a los que mantiene prácticamente abandonados, debido a que desde que era diputado integrante de la XV Legislatura, empezó a ganar fuertes sumas de dinero que le permitieron darse ciertos lujos, como los de andar con jovencitas a las que les ha puesto casa, además de disfrutar de viajes al extranjero, dinero, vehículos y otros privilegios.

Este fue el caso de Michelle Esquivel, a quien el maquiavélico padrastro empezó a deslumbrar al regalarle viajes al extranjero -que presume en sus redes sociales-, para que conociera diversos países como Rusia, España, Inglaterra, Francia, Cuba e incluso Dubái, que no están a la mano de simples mortales, situación que cautivó a Michelle, quien a sus escasos 22 años empezó a sentirse atraída por su padrastro José Esquivel Vargas, (a) “Chak Meex”, cuando este era diputado, motivo por el cual siempre se les veía juntos en eventos, restaurantes y fiestas cuando empezó a tener problemas con su esposa Silvia Esquivel.

La información señala que recientemente Michelle dio a luz a un niña que tiene todas las facciones de José Esquivel Vargas, quien presuntamente es el padre, mismo que primeramente le rentó un departamento a su entenada en Chetumal, en la colonia Magisterial, cuando esta estudiaba en la Universidad de Quintana Roo (Uqroo); sin embargo, a los pocos meses le construyó una casa en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, después de que dejara de estudiar por causas aún desconocidas.

La joven mujer se ha distanciado de su familia y vive su vida como madre soltera, sin revelar el nombre del padre, aunque los habitantes de Felipe Carrillo Puerto comentan que es José Esquivel Vargas, “Chak Mex”, quien le sigue dando una vida de lujos como lo hace con algunas otras de sus “amigas”, entre las que se encuentra Karen Analí A.N. (a) “La Chola”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario