El siniestro que arrasó con unas 10 has de mangle y especies nativas, pudo ser provocado por turisteros ecocidas.

Hay mano negra tras incendio en ‘Isla de Pájaros’

BACALAR

Por Redacción > Quequi

Imágenes aéreas del municipio de Bacalar muestran el área afectada por el incendio que se registró el pasado 4 de noviembre del presente año, exiben las grandes proporciones de mangle y otras especies nativas de la selva que se vieron afectadas por el fuego, sin contar a los animales que habitaban en la “Isla de los Pájaros” o “Isla del Mangle”, como también se le conoce.

Como se recordará, el pasado lunes alrededor de las 7 de la noche se registró un incendio de grandes proporciones en la llamada “Isla de los Pájaros” o “Isla del Mangle”, la cual es un islote, ubicado en la zona sur de la Laguna de Bacalar y que sirve de santuario para diversas aves, además de que es una zona de manglar y también es utilizada por touroperadores como atractivo ecoturístico y para fanáticos de la fotografía, pues en ella se encuentra gran variedad de especies plumíferas como loros, búhos, gavilanes y calandrias, entre otras.

El incendio duró poco más de tres horas y durante este tiempo una gran parte del manglar que está del otro lado de la laguna fue consumido por el fuego, ya que autoridades municipales de Protección Civil y del Cuerpo de Bomberos tardaron demasiado en atender el siniestro. en el cual fueron apoyados por voluntarios.

En las imágenes aéreas se puede observar que en el área afectada por el incendio de grandes proporciones se puede apreciar que se violentó el mangle y otras especies nativas de la selva, así como de los animales originarios del lugar, ya que desde inicios de noviembre ha habido lluvias, por lo que el incendio fue provocado y premeditado, con el fin de realizar alguna construcción (inmobiliaria o turística) por parte de alguna desarrolladora.

Por lo que ambientalistas creen que detrás de este incendio pudiera estar involucrado el presidente municipal de Bacalar, Alexander Zetina Aguiluz, ya que el edil se ha caracterizado por dar permisos a diestra y siniestra a inversionistas para la creación de desarrollos turísticos, como lo son cabañas de descanso, hoteles o casas de alta plusvalía, sin importarle dañar al ecosistema y a la vida silvestre, ya que en las fotografías se puede apreciar claramente las delimitaciones al pie de la carretera, por lo que todo coincide con los más de 800 metros de manglar quemado.

Es bien sabido por todos los bacalarenses, que Zetina Aguiluz ha logrado triplicar sus propiedades y negocios, amasando una fortuna superior a los 15 millones de pesos en bienes inmuebles que se encuentran a nombre de él, así como de sus familiares y prestanombres; esto, aparentemente gracias a las grandes sumas de dinero que ha recibido por los tratos “bajo el agua” que tiene con inversionistas a los que les da los permisos para hacer su santa voluntad con el ecosistema y la vida silvestre de la Laguna de los Siete Colores”.

Asociaciones protectoras de la naturaleza y habitantes de Bacalar, consideran que no es necesario destruir el manglar, rellenar humedal y quemar selva para realizar desarrollos “ecológicos” o casas de alta plusvalía, lo peor del caso es que las autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) o Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarmat), no han hecho algo al respecto.

Por lo que hacen un llamado a las autoridades ambientales de los tres niveles de Gobierno, para que no se hagan de la “vista gorda” y atiendan este ecocidio, ya que el área afectada por este incendio forestal en la laguna de Bacalar, que sin lugar a dudas fue provocado, asciende a aproximadamente 10 hectáreas consumida por la deflagración, en donde se perdieron mangle entre otras especies de vegetación nativas de la zona, así como de los animales originarios del lugar y todo por la construcción de un desarrollo turístico que ayude a llenar los bolsillos de empresarios y autoridades corruptas.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario