Manlio Fabio Beltrones, reconoció la necesidad de cambiar la estrategia del partido.

Histórica derrota del tricolor

Ciudad de México

El PRI perdió la mayoría del control del territorio nacional. De acuerdo con los resultados de las elecciones del domingo, gobernará sólo 46% de las entidades del país, mientras otros partidos tendrán el control del 54% restante.
Así, el PRI se queda únicamente con 15 estados, su nivel más bajo desde que comenzó a perder gubernaturas con la alternancia, hace 26 años.
En cambio, el PAN encabezará diez entidades federativas, el mayor número de gubernaturas en su poder; el PRD cinco estados, que lo mantienen en su máximo histórico que registró en 2010; un estado ya es gobernado por el Partido Verde, y un expriista, ahora independiente, gobierna Nuevo León.
Cuando los nuevos gobernadores asuman el cargo, el PRI pasará de gobernar 66 millones 368 mil 197 personas, a 53 millones 622 mil 427 habitantes de 15 entidades, lo que representará una pérdida de 19.2% de su influencia de gobierno en el país.
Sobre los resultados, el presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, reconoció la necesidad de cambiar la estrategia del partido.
Por primera vez, desde su surgimiento en la era revolucionaria, el PRI perdió el control de la mayoría del territorio nacional, pues los resultados adversos del pasado domingo lo llevarán a gobernar sólo 46% de las entidades del país, mientras otros partidos tendrán el control de 54% restante.
Jamás el PRI había tenido un nivel tan bajo en el número de estados y, en consecuencia, de habitantes que gobierna.
Cuando perdió la Presidencia de la República en el año 2000, el PRI controlaba el poder en 19 estados, es decir, su derrota en la máxima posición nacional no lesionó su penetración electoral en el territorio nacional, pues tenía 19 gubernaturas; es decir, 60% del poder en las entidades.

ESTARÁN DIVIDIDOS
La mayoría de los nuevos gobiernos elegidos el pasado domingo tendrán Congresos locales divididos, porque si bien el electorado decidió reducir el poder del PRI, no lo nulificó en gran parte de los congresos, por lo que los nuevos gobernadores estarán obligados a la negociación.
En Aguascalientes, por ejemplo, el PAN tendrá la gubernatura y 11 curules de mayoría relativa, por siete del PRI, es decir, los panistas tendrán mayoría simple, pero no les alcanzará como para aprobar nuevos créditos, pues para eso requerirán del voto de las dos terceras partes y tendrán que negociar con los priistas.
(Por Agencias > Quequi )

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario