‘Huachicolean’ agua potable en Zona Sur

Por Sergio López Lara > Quequi

La instalación de tomas clandestinas en la línea de conducción de agua potable de la comunidad de Miguel González Ortega a la capital del estado, está ocasionado el robo de miles de litros de vital líquido, sin que se entregue la facturación de millones de pesos que le están robando a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), debido a que los responsables de este tipo de ilícitos son gente que cuenta con ranchos ganaderos, sistema de riego incluso albercas, que por años se han dedicado a esta ilícita actividad.

Una de las personas que se ha estado beneficiando de esta situación es Ernesto Haro Gutiérrez, comisariado ejidal de Juan Sarabia, quien tiene instaladas mangueras en una de las líneas de conducción que se encuentra a orillas de la carretera federal, en el tramo Chetumal-Bacalar, en la que existen terrenos que están siendo invadidos por él y otras personas que se están apoderando de los mismos de manera irregular.

El huachicoleo de agua potable de una de las principales líneas de conducción del vital líquido, se ha estado realizando a lo largo de los últimos años, en los que se encuentra involucradas varias personas, mismas que se roban el agua, la cual cuenta con alta presión para poder abastecer los abrevaderos del ganado, regar sus cultivos de caña, cítricos e, incluso, llenar sus albercas, además de tinacos.

La información recabada señala que en la zona se encuentran infinidad de ranchos ganaderos, así como habitantes que también se encuentran conectados a la línea de conducción de agua potable, mismos que se apoderan todos los días de miles de litros del vital líquido sin pagar un sólo peso a CAPA, debido a que no cuentan con medidores de facturación, además de que siempre tienen abasto por estar conectados a una de las principales líneas de conducción.

Cabe mencionar que en tanto, miles de familias carecen del suministro de agua potable en diversas colonias y fraccionamientos de Chetumal, así como en algunas comunidades rurales.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario