Implementarán el Código Águila

Por Raimon Rosado > Quequi

Tras el cambio de sede del Hospital General “Jesús Kumate”, en el último año se han registrado ocho robos en el anexo del antiguo edificio hospitalario de la Supermanzana 65, donde opera la Unidad Médica Especializada en Control y Atención de Infecciones de Transmisión Sexual (Uneme-Capacits).

Ante ello, las autoridades de Salud estatal, Seguridad Pública y representantes de asociaciones dedicadas a la atención de enfermos con VIH-Sida, firmaron el acuerdo para implementar el llamado Código Águila, consistente en realizar patrullajes policiacos las 24 horas en los alrededores

Pese a que desde hace ocho meses se dieron las primeras quejas en torno al aumento en los índices delictivos de esta zona, que por mucho tiempo ha sido considerada entre las más peligrosas de Cancún, ayer, el titular de las Dirección de Prevención del Delito, Julio Góngora, el jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número Dos, Homero León Pérez, la directora de esta institución, Alexandra Domínguez y el representante de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, Arturo Vázquez, signaron el acuerdo para activar los protocolos de reforzamiento de la vigilancia policiaca en esta zona.

Indicaron que esta solicitud fue de parte de las autoridades responsable de la Uneme-Capacits, quienes en ocho ocasiones han sido víctimas de robos, debido a lo solitario que se volvió este populoso sector con el cambio de ubicación del Hospital General, lo que ha afectado a los usuarios de esta unidad de atención médica especializada y a los vecinos del rumbo.

Arturo Vázquez dijo que con la firma de este acuerdo se dará prioridad a la vigilancia policial frecuente en dicha zona, de un modo similar al que se aplica en negocios que operan las 24 horas, principalmente tiendas de conveniencia. Y en caso de ser posible, se asignará una patrulla para vigilancia permanente.

Equipos de aire acondicionado y computadoras han sido los objetos sustraídos principalmente en los robos que ha sufrido el Capacits en los últimos meses, por lo que se busca inhibir el riesgo en el que se encuentra este edificio, sus trabajadores y más de mil 400 usuarios mensuales.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario