Impunidad a Ernesto Haro

Por José López > Quequi

Habitantes de las comunidades de Xul-Ha y Juan Sarabia están molestos, ya que desde hace varios años han solicitado que se haga justicia ante los atropellos y crímenes que ha cometido de manera arbitraria el ahora ex comisario ejidal, Ernesto Haro Gutiérrez, quien se pasea tranquilamente por las calles, mientras que las autoridades se hacen de la vista gorda y continúan de brazos cruzados.

Mencionan que las manifestaciones, escritos y denuncias penales que han realizado, han resultado insuficientes, pues no han tenido respuesta favorable por parte de las autoridades, pese a que en el 2016 Haro Gutiérrez asestó un hachazo en la cabeza a uno de los ejidatarios y a otros los dejó malheridos.

Los agraviados aún presentan secuelas y a tres años y medio de los hechos, fue sentenciado a medias tras varias argucias legales en una pena que bastó en la reparación del daño, para que siga gozando de su libertad, burilándose de los afectados.

Sin embargo, este no es el único caso, ya que enfrenta varias demandas, ya que durante su gestión como comisariado ejidal, devastó arboles protegidos por normas ambientales, sepultó manglares, invadió de manera ilegal la zona federal con la construcción de muelles en terrenos de alta plusvalía que despojó a antiguos pobladores, los cuales vendió a precios millonarios.

Los pobladores comentan que anda a salto de mata, porque varios inversionistas que engañó con esos predios, lo buscan para recuperar su dinero, porque no los pueden ocupar y menos expropiar, ya que están clausurados por la Profepa o enfrentan problemas legales ya que son producto de despojos.

Ante el Tribunal Unitario Agrario existen varias demandas más en su contra, debido a que en su gestión se negó devolver a los ejidatarios seis millones de pesos que en contubernio con el entonces comisariado ejidal, su primo Martín Haro Zepeda, se quedaron con una parte de los 60 millones que indemnizó la SCT.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario