Indagan caso de mormones

Por Raimon Rosado y Juan Manuel Trinidad

Autoridades de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en Benito Juárez, investigan el origen de la carne, verduras y demás complementos que se emplearon para elaborar los chilaquiles con pollo que al parecer originaron la intoxicación masiva por salmonelosis en un templo mormón, ubicado en la Supermanzana 38 de esta ciudad, la noche del miércoles, en donde se vieron afectadas cerca de 450 personas, de las que 230 requirieron hospitalización de emergencia, siendo 107 las canalizadas al Hospital General ”Jesús Kumate Rodríguez”, 117 al Seguro Social y seis al ISSSTE; cabe destacar que la mayoría de los enfermos ya fueron dados de alta en el transcurso de ayer, al no ser graves los cuadros infecciosos que presentaron. 

Luego de que entre la tarde y noche del pasado miércoles, en el marco de un encuentro juvenil religioso de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mismo que se celebraba desde el día lunes en el mencionado templo del Fraccionamiento Tikal, la mayoría de los asistentes comenzaran a presentar severos síntomas de malestar estomacal, lo que derivó en su hospitalización, personal de la Cofepris, acudió  la mañana de ayer al citado recinto a efectuar las inspecciones correspondientes.

Julio Mendoza Álvarez, coordinador de dicha dependencia en Benito Juárez señaló que tras lo manifestado por los enfermos, todos ingirieron chilaquiles con pollo a la hora de la comida, por lo que  se estima que la ingesta de dichos alimentos originó la intoxicación masiva. Es por ello que las autoridades correspondientes dieron paso a realizar la procedencia  de los complementos que se utilizaron, así como también indagan sobre los procesos de elaboración y conservación, previos a su ingesta.

Es importante agregar que desde temprana hora del día miércoles, las víctimas comenzaron a ingerir chilaquiles con pollo y fue hasta las cinco de la tarde cuando los mormones empezaron a sentir los primeros síntomas de malestar; en primera instancia fueron atendidos por el personal de la iglesia, mismos que se vieron rebasados ante el problema, ya que los enfermos comenzaron a presentar diarrea y vómitos, es por ello que optaron por solicitar ayuda a los cuerpos médicos del municipio.

Cabe destacar que en dicho evento se encontraban 430 jóvenes de todo el estado y unos 100 adultos, lo que derivó en que cerca de 450 personas se vieran afectadas en diferente medida, siendo un número desconocido el que decidió atender su malestar en hospitales o médicos privados.

Por su parte, la Jurisdicción Sanitaria Número Dos, a través de su titular, Homero León Pérez, informó de manera oficial que las instancias de salud locales, incluyendo el IMSS e ISSSTE, atendieron a 230 pacientes, de los que 107 fueron trasladados al Hospital General “Jesús Kumate Rodríguez”, 117 a unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social y seis más a la clínica del ISSSTE, para su atención por intoxicación alimenticia bacteriana causada por salmonella.

Del total de ingresados al Hospital General de Cancún, sólo 14 se mantuvieron bajo observación, mientras que todos los que llegaron a los nosocomios del IMSS e ISSSTE  fueron dados de alta en el transcurso del día de ayer.

Es importante resaltar que los hospitalizados fueron en su gran mayoría jóvenes de 14 a 18 años, quienes presentaron cuadros diarreicos y febriles, con dolor abdominal, por lo que ante la magnitud  de lo ocurrido, las autoridades de salud calificaron este hecho como grave, por lo que se hará lo necesario para investigar a fondo lo ocurrido.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario