Irán exhibe restos del dron estadounidense que derribó ayer; Trump aborta de última hora orden de ataque

Las autoridades de Irán exhibieron hoy en Teherán restos del dron estadounidense derribado el jueves y aseguraron que su hallazgo en aguas territoriales iraníes es una prueba de que el aparato violó su espacio aéreo.

Durante la muestra, a la que solo tuvieron acceso algunos medios de comunicación oficiales, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de los Guardianes de la Revolución, Amir Ali Hayizadeh, explicó que las partes del dron recuperadas estaban flotando en aguas territoriales de Irán.

“El hecho de que Irán posea partes de los restos del avión no tripulado demuestra que este había violado el espacio aéreo iraní y había estado realizando actos de espionaje”, aseveró Hayizadeh, citado por la agencia local Mehr.

El comandante de los Guardianes también remarcó, como ya hicieron antes otros responsables, que las fuerzas iraníes advirtieron al dron estadounidense pero que -agregó- “desafortunadamente” no hubo respuesta.

“La última advertencia fue emitida por el Ejército de Irán a las 3:55 hora local, diez minutos antes de que el dron fuera derribado”, precisó Hayizadeh, quien advirtió de que la seguridad nacional es su “línea roja”.

EE.UU. asegura que el dron no violó el espacio aéreo iraní y que fue derribado en aguas internacionales, pero la versión de Irán es diametralmente opuesta y la tensión entre ambos países se ha disparado.

Para protestar por este suceso, el Ministerio de Exteriores de Irán convocó al embajador suizo, Markus Leitner, quien representa los intereses de EEUU en Teherán al no contar este país con una Embajada.

Durante la reunión, el director general de Relaciones Exteriores para América, Mohsen Baharvand, presentó una queja oficial por escrito por la intrusión del avión no tripulado estadounidense en el espacio aéreo iraní.

Baharvand dijo que Irán responsabiliza a Washington por “el resultado de tales acciones provocativas” y que, aunque no busca un conflicto y está “ejerciendo moderación”, responderá a cualquier agresión.

Además, ofreció al embajador suizo información detallada sobre la ubicación geográfica exacta en la que fue derribado el dron y donde fueron descubiertos los restos del aparato.

Sobre estos datos, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, señaló que el dron despegó de Emiratos Árabes Unidos “en modo oculto y violó el espacio aéreo iraní” al ser dirigido a las coordenadas 25°59’43″N 57°02’25″E, cerca de Kuhe Mobarak.

El aparato es un dron de vigilancia no armado del modelo MQ-4 Triton y fue derribado por un misil tierra-aire del sistema de defensa aérea Jordad 3, diseñado y fabricado en Irán.

El presidente estadounidense, Donald Trump, atribuyó el incidente a “un error” y no a un ataque intencionado de Irán, aunque no descartó que Washington pueda tomar represalias.

De hecho, según publicó The New York Times, Trump aprobó este jueves un ataque selectivo contra Irán en respuesta al derribo del dron, pero suspendió la orden antes de que el Pentágono la ejecutase.

Con información de EFE


Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario