El senador morenista José Luis Pech visitó las instalaciones del Periódico Quequi.

José Luis Pech Várguez: Sí, quiero ser gobernador

En entrevista con Periódico Quequi, el senador morenista afirma que son tiempos de reinventarse, incluso en la política.

Por Blanca Silva

Quequi

Con la mira puesta en la gubernatura del estado, pues no quita del dedo del renglón, el senador del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) por Quintana Roo, José Luis Pech Várguez, trabaja en varias iniciativas para solucionar diversos problemas que aquejan al estado en busca de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, dentro de lo cual destacan los casos de Cozumel, Bacalar y Holbox, así como el acceso a las playas públicas.

En entrevista con Quequi para conocer sus avances y diversificación, enfatizó que “son tiempos para reinventarnos todos”, incluyendo la política, pues “hay que repensar la forma de hacerla para que funcione mejor. El Mundo tiene problemas ahorita y siempre recaerán en los políticos las decisiones fundamentales para que un país, estado o municipio, se levante más rápido o lo haga mejor frente a los demás”.

José Luis Pech fue recibido por el presidente de Grupo Quequi José Alberto Gómez y el director editorial Waldo Pasos.

Tras dejar en claro que quiere ser gobernador, manifestó que a estas alturas de su vida sólo quiere dos cosas: que le vaya mejor a los quintanarroenses y el estado tome un camino diferente al que hoy tiene, e irse tranquilo a casa con una vida política pública como ha sido hasta ahora, tranquila, limpia y de resultados.

Recordó que en su función como de rector de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), tuvo la visión de que contara con campus en varios puntos del estado, lo cual se logró y sólo falta del de Felipe Carrillo Puerto, pues está convencido que las buenas regiones del país deben tener detrás una gran universidad, prueba de lo cual son Monterrey, Guadalajara y Yucatán.

“Lo que la gente tiene en su mente, eso vas a ver. Eso explica el ancho de sus avenidas, catedrales y museos, por eso las universidades son fundamentales, porque cambian la forma de ver el Mundo, enriquecen la calidad del pensamiento de la gente de una región y entonces avanza”, pues son espacios para mejorar la calidad del pensamiento de la gente que habita una región, dijo.

Decepción ciudadana

“Estamos trabajando duro; nos preocupa como a muchos el deterioro de la política en todos los niveles; creemos que ha perdido su rumbo por muchas razones, pero sobre todo nos preocupa el desencanto que existe en la ciudadanía hacia la clase política”, reconoció.

Recordó que si está en la política es “porque gobiernos anteriores y su desempeño eliminaron a mucha clase política, los hicieron jugar un juego perverso de corrupción que los eliminó”, lo cual es malo para un estado, porque así como una empresa requiere administradores privados también los gobiernos requieren buenos administradores públicos que conozcan la ley y sepan hacer las cosas para que el gobierno avance”.

Ante este panorama, evidenció una gran preocupación por la necesidad que hay de rearmar todo lo que se pueda para tener un gobierno más efectivo que sirva mejor al estado, a fin de que los temas pendientes que están corriendo se resuelvan, pues el Quintana Roo no deja de avanzar al confundir crecimiento con desarrollo, dejando de lado los problemas que trae consigo.

Lo anterior lo ha llevado a analizar los modelos de desarrollo turístico de otros países para tratar de corregir el camino y conservar el patrimonio ecológico del estado, para lo cual hizo hincapié en la necesidad de dotar de un plan de desarrollo urbano a Bacalar y Mahahual.

Además, consideró necesario trabajar también para que la gente viva mejor en las colonias populares y no sea “carne de cañón” para la delincuencia debido a sus problemas, para lo cual deben tener alternativas en materia de educación, deporte y cultura, eliminado las posibilidades para que caigan en actividades delictivas.

“Cuando todo se concentra de un solo lado, cuando el beneficio es solo para unos, los que quedan excluidos cada vez van hacia un camino de violencia y degradación que lastima socialmente a todos”, apuntó.

Trabajo en el Senado

Mientras tanto, sigue adelante en su tarea como senador, donde sus preocupaciones se centran en el tema de las navieras de Cozumel, el cual ya expuso al presidente Andrés Manuel López Obrador, pues la idea es que haya una naviera local con visión más social y comprometida con el desarrollo de Cozumel, para lo cual trabaja ya con el Ejido en busca del financiamiento.

A la par de lo anterior, le preocupa el tema de las playas públicas, pues es injusto que no sean accesibles para los quintanarroenses, lo cual es un tema generalizado en el país, así como el Covid-19, donde ha buscado que los recursos asignados lleguen al estado, mientras trabaja en otras iniciativas con otros senadores y diputados del país.

En medio de la pandemia por el Covid-19, dio a conocer también que el Senado de la República aprobó una iniciativa para la adquisición de medicamentos, la cual reducirá más del 50% el costo de los mismos para el Gobierno Federal y elevará el abasto del cuadro básico de medicamentos del Sector Salud, además de solventar los requerimientos para enfermedades específicas, como el cáncer infantil.

Sin embargo, dejó en claro que los sistemas tradicionales de adquisición de medicamentos no fueron eliminados, sino sólo se suma una opción más para que el gobierno pueda abastecerse de lo necesario sin tener que licitar, bajo circunstancias muy específicas, lo cual permitirá a la población contar con un abasto más completo de medicamentos de calidad en las instituciones de salud pública.

El concepto acabaría con la “extorsión” que realizan las grandes distribuidoras al acceder al mercado mundial de medicamentos de calidad y buen precio, certificados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sin afectar a los distribuidores nacionales, pues la idea es resolver el problema de desabasto.

Puntualizó que el gobierno federal destinará 40 mil millones de pesos para la compra de medicamentos, para lo cual contará con una oficina en Nueva York y un encargado de distribución en México, cuya figura recayó en David León, por lo cual sólo falta trabajar en el almacenaje local.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario