Karine Amaya presume envidiable figura

Venezolana de nacimiento pero colombiana de corazón. Desde Maracaibo, Venezuela, esta talentosa mujer llegó a Colombia con muchos sueños y hasta el día de hoy no va nada mal.

Modelo, actriz y presentadora, son los tres trabajos en los que se ha desempeñado y le han dado el reconocimiento que hoy tiene, y aunque no descarta ninguno, el teatro se convirtió en una de sus pasiones a muy corta edad.

No es fácil combinar estos tres oficios, porque cada uno requiere de mucho tiempo, pero nunca ha tenido que escoger entre ellos, “lo ideal es tomar las mejores decisiones y escoger el proyecto adecuado”, asegura Karine.

Pese al poco tiempo disponible, ella entrena cuatro veces a la semana para mantener su escultural figura, así que lo que dicen por ahí de que “no hay excusas”, es completamente cierto. Si no le queda mucho tiempo, realiza una rutina corta de cardio, porque no importa el cansancio, siempre hay que abrir un espacio para mantener una rutina saludable de ejercicio. Su especialidad es una técnica llamada Hardcore, que mezcla artes marciales mixtas, boxeo y bastante cardio.

En cuanto a su dieta, no tiene miedo a darle gusto a su paladar, es más, no aconseja aguantarse ante un antojo, asegura que entre más aguantes vas a comer en mayor cantidad y el secreto está en comer porciones moderadas para matar la ansiedad.

Su plan perfecto para relajarse es estar en la playa, es la mejor forma que encuentra para desconectarse del mundo y reencontrarse a sí misma; lo siguiente en su lista, es un masaje relajante, su debilidad.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario