Alexis Shaffer

La muerte es una transición

En primer lugar, ya tenemos el “conocimiento” que la muerte “no existe”, que es una “trasmutación”, un cambio de “modo de vida”.

Es sólo una de tantas mudanzas que realiza el ser humano en el proceso de su “evolución”. Cuándo los miembros de una familia aumentan, la vivienda se hace pequeña y es necesario mudarse a una más amplia, es decir, aquella cumplió “su misión”. Esto es la muerte: el “término” de una “misión”.
La “voluntad” del Universo es que, el “ser humano” termine de cumplir “su misión” y que llegue al término de “su vida” gozando de salud y bienestar. Ni a “Dios” ni al “Hombre” le es beneficioso no “utilizar” gran parte de su estancia aquí en la Tierra, sin vista, audición, inválido, o en un estado de envejecimiento prematuro. Dios tampoco desea que se interrumpa el propósito de “Una Vida”.
Cuándo muere una persona de avanzada edad, sentimos una emoción dulce, una leve nostalgia, y tanto su familia como sus amigos continúan con su vida normal. Esta forma de trasmutar “SI” es la “voluntad de Dios”, que los “seres a quienes amamos” se separen sin causar tristeza, sin sensación de vacío y que solo queden los buenos recuerdos que se han compartido.
Entonces nos preguntaremos porqué el hombre enferma hasta llegar a una “muerte innecesariamente prematura”. Muchas veces sucede que su salud se deteriora lentamente, sin ningún síntoma importante en apariencia, que tenga relación con una “dolencia” u otra causa relacionada. ¿Y sabemos por qué? Porque las “enfermedades” no existen, son el “reflejo” del “drama existencial” del hombre; por ejemplo: los “conflictos” en “su vida personal ” le producen úlceras de estómago e infartos que le conducen muchas veces a “la muerte”.
El “resentimiento” y el “odio” le producen patologías de carácter inmunológico graves, con síntomas de cansancio y debilidad física y psíquica generalizados.
También los sentimientos que “reprimes” por temor a “pecar” u “ofender”, así como el malestar que siente al creerte “culpable”, te causan dolencias como la artritis, las alergias y todas las enfermedades relacionadas con su “andar por la vida”, como diferentes tipos de parálisis. La “materia” es como una esponja que” absorbe todo” lo que el hombre oculta interiormente, ya sea por temor, por vergüenza, o simplemente porque cree que “nadie comprenderá ” el profundo malestar que le produce esa situación.
Hay un tipo de sentimiento que es “tan fuerte y violento” que ninguna materia humana lo “puede soportar”, a eso se le llama “negativo oscuro”. Por ejemplo” el odio” de una raza hacia otra, de una país hacia otro, etc. A veces termina en una guerra, y ambos quedan totalmente destruidos, empobrecidos, y en esa situación “hay rencor”, impotencia que busca una salida, que no puede materializarse en la “contextura sutil “del “cuerpo humano” porque pertenece a un sitio inferior y que encuentra por fin la forma de materializarse en “especies inferiores” como las bestias salvajes, las serpientes y los insectos venenosos, las espinas de ciertas plantas y bajo tierra.
En sentido contrario hay sentimientos “tan elevados”, tan espirituales, tan bellos que tampoco encuentran formas en la “materia” por “ser esta grosera en comparación”, y que siempre están a “la orden” de quienes los han creado, se llaman “positivo abstracto”. Estos encarnas en todo lo “bello” que encuentran: en los copos de nieve, en las formas geométricas, en el perfume de las flores, etc., hasta donde llegue esta forma de “vibración material”.
Ya sabemos que no existe ningún ser humano que no se halla extasiado, aunque sea una vez en su vida, ante un paisaje, una puesta de sol, una bella flor, un amanecer, un niño, un animal recién nacido, un poema, una música o un color. Estas emociones acompañadas de sus pensamientos son puras, sin maldad, desinteresadas, creadas con sensibilidad y amor. No hay nada en el plano físico que las pueda encarnar, aun así, son “creaciones” de los hombres que toman formas vivientes. Se convierten en entidades poderosas. A estas bellas entidades, puras, luminosas, se llaman “Ángeles” y hay seres humanos que poseen legiones que están al “servicio de sus creadores”.
¿Hemos oído decir: “Las plegarias de las madres llegan al trono de Dios”?. Algunas personas consideran que solo es una “forma de expresión poética”, pero en realidad no es así, porque cuando el “amor” de una “madre” es desinteresado, sin egoísmo, ella vive produciendo “formas angélicas”, llenas de ternura, en cambio cuando su cariño está impregnado de” temor” y “angustia” la forma ya no es “angélica” sino que se “distorsiona”. A veces se torna “negativa” y se “hace realidad” todo lo que ella “piensa con temor”. El niño se enferma, tiene algún accidente, o muere prematuramente. Ella cree que es “la voluntad de Dios”. Llena de sufrimiento “se resigna”. Pero nada de eso representa la “verdad”.
Los pensamientos que vienen a nuestra mente, no nos pertenecen, es un pensamiento que pasa a través nuestro, debido a que, la “errónea interpretación” de la muerte esta tan impregnada en nuestra mente, es “tan antigua” en la “raza humana”, que “ninguna persona desea hablar de ella”. Por esta razón la biblia dice “el ultimo enemigo a vencer es la muerte”. Produce tanto “temor” la “muerte”, que por esta razón las personas “mueren” antes de haber cumplido su “misión” en la tierra. el periodo de vida ha ido “disminuyendo” por el “temor”, de los cientos años que “vivían” antiguamente, a noventa años que” viven” en la actualidad, los casos de cien años o más son excepciones y generalmente son personas de temperamento plácido.
“No es verdad” que tengamos que perder órganos tan vitales como el oído, la vista, los dientes, etc., nuestro universo es inteligente, y no sería inteligente crear un ser humano incompleto. “como es abajo, es arriba”. debemos utilizar todos los canales que nos proporciona el espíritu divino, la medicina es uno de ellos y a la vez un recurso, creado para aquellos seres que desconocen “la verdad”. Si nuestra “fe” no es suficiente, debemos utilizar todos los canales que” se nos brindan”, sabemos que” la materia y el espíritu” siempre estarán unidos. Por ello hay “elementos materiales” que el “espíritu” utiliza en un momento dado. También hay “elementos espirituales” que la “materia” recibe para “beneficiarse”. Son “vibraciones” que cambian de “orden químico” en unas sustancias y sustancias que emanan “radiaciones” especiales. A veces después de realizar un “tratamiento espiritual”, nos viene el impulso de realizar un proceso “físico”, y tenemos que obedecerlo, porque es una “inspiración”.
“beneficiamos los canales divinos”, cuando utilicemos un canal “físico bendecido”, como un terapeuta, un médico natural, una terapia, un remedio, un tratamiento que puede bendecir el “canal”.
A todas las personas que deseas proteger “ponles” un” ángel”. Cuando terminemos nuestra jornada diaria y nos vayamos a descansar pongamos un “ángel” en cada puerta y ventana de nuestro hogar, y estas “vibraciones” que son muy potentes y puras, dominarán el bien y alejarán las “malas” intenciones.

Para tomar en cuenta
La inteligencia “Divina” sabe utilizar el espíritu para armonizar sus “vehículos materiales”. Todo esto es “asombroso”, “demuestran” una vez mas que “Dios” no está, como se ha creído, “separado de su creación”, sino íntimamente “ligado” y compenetrándola en su “totalidad de unidad”.

Cuando nos ausentemos de nuestro hogar, es conveniente rodearlo de “ángeles”. Coloca un “ángel ” al lado del conductor del medio de transporte en que te trasladas diariamente. Esto “es amor en acción”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario