Tu Periódico Quequi

La Riviera Maya, sitio ideal para darse el ‘sí’

Los bellos paisajes que ofrece el destino son perfectos para las nuevas parejas.

Por Patricia Martínez

La Riviera Maya se ha convertido en el epicentro de enlaces matrimoniales en el Caribe, aseguró en entrevista Carmen Bauche Alcalde, ministro de bodas.

Turistas provenientes de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra,  España, México y, ahora Rusia y Sudamérica planean la celebración de “amarre” para disfrutar del calor y de bellos paisajes que ofrece el destino de sol, mar y arena blanca.

La Riviera Maya, cuenta con la infraestructura hotelera, compuesta por más de 44 mil habitaciones, “la mitad de lo que ofrece Las Vegas, líder mundial en éste segmento vacacional y donde se llega en coche o avión”.

En este nicho de mercado que se exploró hace 15 años, la Riviera Maya presenta un notable progreso, ya que hace una década se cerraba el año con mil bodas, es decir menos de 100 al mes, mientras que hoy la cifra es de 10 mil anuales.

“Lo que quiere decir que ha crecido 10 veces el destino en este mercado. Los 15 ó 20 ministros que trabajamos no nos damos abasto, pues cada uno realiza de 700 a 800 bodas al año”, expresó la mujer que tiene un récord superior a las dos mil bodas desde que inició en esta actividad, que considera detonante.

La Riviera Maya que vive Carmen Bauche es próspera y abundante, ya que las bodas que se realizan en el destino reactivan la economía de una multitud de empresas, desde el hotel, restaurantes, spa, florerías, tintorerías, un sinfín.

Son vacacionistas dispuestos a gastar en el goce del enlace, pues vienen en grupos de 25 a 60 personas, que en cinco o siete días de hospedaje, realizan actividades alternas de manera colectiva; desde la renta de un yate para pasear en alta mar, cena o fiesta de despedida para los novios. “Se generan fuentes de empleo, además de lo que acontece en las tour operadoras”.

Sin embargo, Bauche asegura que el éxito del Caribe en el rubro se amerita a los recursos naturales, de manera que la industria hotelera deberá aplicarse en las prácticas de sustentabilidad, pues “nadie viene a casarse bajo cuatro paredes, todos quieren disfrutar de su evento a la orilla de la playa”, dijo.

Asimismo, se considera que la industria turística aún requiere visión para aprovechar al máximo su capacidad para la realización de bodas, pues si bien cuenta con la infraestructura y la conectividad aérea con más de 80 destinos del mundo, sólo se ocupa, por así decirlo, el 70% de la misma,  “ya que está sobrevendida su capacidad con paquetes a bajo costo que aprovecha el turismo que se mueve en familia y que genera menos divisas”, manifestó.

Y es que según Bauche Alcalde, la Riviera Maya vive sólo 45 días de temporada baja en realización de enlaces matrimoniales, misma que se manifiesta durante septiembre y octubre, el resto del año, se trabaja sin parar.

Es importante dar a conocer que el 95% de las bodas que se llevan a cabo en la Riviera Maya son simbólicas, “sin denominación, ya que el turismo prefiere oficializar su matrimonio en su país de origen. No quieren realizar trámites burocráticos, como es cumplir con análisis de sangre, tema complicado de compete federal y que será difícil modificar”.

Para el destino, República Dominica, Jamaica, Bermudas, incluso Hawái o Puerto Rico han dejado de ser competencia, principalmente por la lejanía y por los costos, por lo que es un hecho que en este 2016, el turismo de boda presente un  alza considerable ante el valor del dólar.

Comments

comments