La situación hospitalaria en Acapulco es grave, pues tiene ocupadas un 80% de las camas por covid

Acapulco, Guerrero.- “Informamos. Hospital Saturado. Disculpen las molestias, no hay camas disponibles para Covid-19”, es el mensaje que el personal colgó el viernes pasado en los barrotes de la entrada principal de la clínica del ISSSTE en Acapulco. Con éste y otros ejemplos se hacia evidente que la capacidad hospitalaria en el puerto para contagiados con el SARS-CoV-02 entraba en crisis.

SIGUE AQUÍ TODA LA COBERTURA DE CORONAVIRUS EN MÉXICO

El presidente Andrés Manuel López Obrador comentó en la conferencia mañanera del miércoles que el caso que más le preocupaba era Acapulco, porque tenía ocupadas un 80 por ciento de las camas en hospitales. “Es el único sitio, el único lugar en donde tenemos que estar muy pendientes y ampliar de inmediato”, mencionó.

Desde el sábado pasado, la alcaldesa Adela Román Ocampo también evidenció la necesidad hospitalaria en le puerto durante un acto oficial con pescadores en el poblado de San Pedro las Playas. Detuvo su discurso para vencer el llanto, cuando narraba que el día anterior fue uno de los más tristes que ha tenido desde que llegó a la presidencia municipal, porque se enteró que la madre de unos de sus colaboradores murió y que unos de sus sobrinos estaba grave a causa de la Covid-19.

“Anoche reflexionaba: qué pasa con mi gente, qué pasa con mi pueblo, por qué los mercados están a reventar y no entienden que no hay hospitales”, agregó.

El presidente hizo el compromiso de ampliar la capacidad hospitalaria en Acapulco. “Sólo la preocupación, que ya se está atendiendo, es de Guerrero y en especial Acapulco. Ya se está reforzando. Porque teníamos una ocupación del 80 por ciento de las camas, pero se enviaron ventiladores y se está ampliando la capacidad”, dijo en ese misma conferencia mañanera.

Para este jueves ya no estaban los carteles de saturación en el ISSSTE. La Secretaría de Salud en Guerrero informó que ampliaron las camas en Acapulco y que este viernes amaneció con una ocupación del 55 por ciento, es decir, que casi la mitad están libres. Pero las cifras oficiales reflejan que los contagios continúan subiendo.

La directora de Salud Municipal, Roxana Tapia Carbajal, informó al mediodía del jueves que las personas contabilizadas hasta entonces con la Covid-19 en Acapulco eran 856, de las que fallecieron 77, pero 561 se recuperaron. En la actualización de datos que hizo el gobierno federal a las 19 horas de ese mismo día, los casos positivos sumaron 128 más, y subió a 984. 

Para el mediodía de este viernes, la Secretaría de Salud Guerrero informó que los casos positivos en el puerto llegaron 1019.  

Este comportamiento mantiene a Acapulco en el puntero de los casos de todo Guerrero (que suma 1645 positivos hasta este viernes) y la clasificación del lugar de más atención en el país.

(Foto: Cuartoscuro)

Información desde la primera línea 

Uno de los médicos de una de las guardias de Urgencias-Covid del Hospital General de El Quemado cree que es muy probable que todo el segundo piso del edificio, que es el área de hospitalización (internamiento), se destine para atender a pacientes graves por contagiarse del SARS-CoV-02. 

Lo dice porque lo ha escuchado en su lugar de trabajo y porque ésta y la semana pasada es cuando más pacientes Covid-19 vio llegar al hospital, y la mayoría con la necesidad del apoyo mecánico de ventilatorio. 

(Cuartoscuro)

Con la demanda disparada en estas dos semanas, los espacios que al inicio asignaron fueron insuficientes. Las autoridades administrativas del hospital ubicado en la carretera federal México-Acapulco, es decir, cerca de donde convergen la zona conurbada y la rural de Acapulco, ampliaron la oferta al hacer algunos ajustes en el inmueble.

Por el teléfono, este jueves, poco antes de entrar a su guardia, el médico cuenta que en Urgencias-Covid al principio sólo destinaron 10 camas, pero hace unos días agregaron 14 más; en Terapia Intensiva había seis, y sumaron 10, y en Medicina Interna abrieron otras 10. En total, en El Quemado hay 50 camas para hospitalizar a pacientes con la Covid-19. 

Pero, para el ritmo de contagio que lleva Acapulco, quizá sean insuficientes. El Hospital General de El Quemado es uno de los dos hospitales generales con camas Covid-19 del sector Salud estatal. Además de los servicios que dan otros sistemas de salud pública.

El médico supo lo de la saturación del ISSSTE y compartió que esa misma situación se vivió en el hospital Vicente Guerrero del IMSS y en el Hospital General Donato G. Alarcón de Ciudad Renacimiento. El asunto, reflexiona, es que en Acapulco se reciben pacientes de otros lugares.

“Ahorita las autoridades han establecido también, todavía no está en función, pero se ha establecido que todo el hospital prácticamente sea hospital Covid. Es decir, las camas disponibles de Cirugía General, Ginecología, Traumatología, van a ser destinadas para estos pacientes. Tendrían que habilitar la división para que establezca todo el segundo piso del hospital”, comenta.

El problema que también observa es la necesidad de ventiladores, al considerar que la mayoría de los pacientes que se hospitalizan son graves.

“La semana pasada no había (ventiladores). El día martes que yo estoy de guardia nos informaron del servicio de inhaloterapia que llegaron 10 ventiladores, pero obviamente eso es insuficiente aún, porque ahorita en mi servicio, que es Urgencias Covid, tengo 15 pacientes hospitalizados y siete de ellos son con apoyo mecánico ventilatorio”, comenta.

La evaluación del médico se conoce casi a la par de la decisión del gobierno de Guerrero de no volver a las actividades normales el próximo 1 de junio, de esperar otros 15 días más, según el gobernador Héctor Astudillo Flores, para detener la velocidad de contagios de los últimos días.  

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario