Le quitan a Vega agencia de Ferrari

CANCÚN

Por Mario Morales Cruces > Quequi

 

El tufo del escándalo que envuelve a Ricardo Vega Serrador, investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) por su irregular compra de las Villas Juveniles del CREA, parece que ya fue demasiado para la empresa automotriz Ferrari, que ha decidido revocarle su concesionaria en esta ciudad, en una plaza propiedad de este magnate, principal implicado en las redes de lavado de dinero del exgobernador Roberto Borge Angulo.

En sus comunicados de prensa, Corpogas, empresa que encabeza Vega Serrador, se ha jactado de ser no sólo un conglomerado con más de 100 estaciones de gasolina, sino también dueños de restaurantes, representantes de la franquicia Wendy’s y ser los distribuidores exclusivos para Ferrari y Maserati en México.

Sin embargo, las grandes oficinas donde estaba albergada la concesionaria Automotor Avanzato en esta ciudad yacen completamente abandonadas, como una cáscara vacía de cristal y yeso, desprovista de los lujosos vehículos que atraían la mirada y sus siempre sonrientes vendedores que corrían a interceptar a curiosos.

En el local, ubicado en la avenida Bonampak, en una plaza a un costado de Plaza Península, no hay aviso alguno del abrupto cierre. Vecinos interrogados por este medio confirmaron el cierre de esta concesionaria, aunque señalaron que la oficina matriz de Automotor Avanzato SA de CV (con RFC AAV040427V27) todavía opera en la Ciudad de México, aunque también está en vías de ser liquidada.

Con ello se está llegando al fin de una sociedad de varios años con Vega Serrador, gran aficionado a estos autos deportivos italianos. Al parecer, porque esta importante marca ya no quiere asociarse con Ricardo Vega Serrador, dueño de esta plaza comercial (donde como es costumbre, también cuenta con una de sus muchas gasolineras y una tienda de conveniencia de Go Mart, también de su propiedad). No es de extrañarse, pues aunque por 11 años, en los gobiernos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo gozó de total impunidad, hoy sus irregulares transacciones, a través de la Notaría Pública número 8, están saliendo a la luz.

 

UNA GANGA

Principal entre las múltiples operaciones dudosas de Vega Serrador, está la compra de las Villas Juveniles del CREA, propiedad del Gobierno del Estado. Este complejo de grandes dimensiones, ubicado frente al mar Caribe en el kilómetro 3.5 de la Zona Hotelera, fue adquirido por Vega Serrador por apenas 38 millones de pesos, pese a que el valor comercial de este lugar se estima en más de 500 millones de pesos.

El contrato de compraventa fue efectuado en el 2011, aunque el título de propiedad fue expedido tres años después, por el Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública del Estado (IPAE) de Roberto Borge Angulo, como parte del remate al por mayor de valiosos predios costeros a favor de allegados del exgobernador.

Se presume que la adquisición a un 15% del valor de este predio fue un pago de favores por parte del exmandatario a favor del director de Corpogas, a quien se le implica como la cabeza de la red de lavado de dinero para las millonarias sumas que eran desviadas de las arcas públicas y que se dispersaban a través de sus múltiples empresas, incluidas sus gasolineras, además de tiendas de conveniencia, restaurantes y otros comercios donde se justifica el uso de altas cantidades de efectivo.

Cabe destacar que Vega Serrador tiene como su director de Expansión en Corpogas a Samuel Jiménez, quien recibió al menos 10 importantes predios del IPAE a precios subvalorados. Varios de estos terrenos serían hipotecados por montos muy superiores a los que los compraron, e incluso varios serían revendidos al propio Vega Serrador.

En total, Vega Serrador es propietario de más de 30 predios en Cancún, incluyendo la totalidad del condominio Villa Pescadores, donde está ubicada la Notaría Pública 8, que se encarga de constituir todas sus empresas y dar fe de todas sus transacciones, incluida la compra de las Villas Juveniles.

Sin embargo, cuatro empresas de Vega Serrador, incluida Caveri Servicios Inmobiliarias, la utilizada para comprar las Villas Juveniles del CREA, son actualmente indagadas por la Procuraduría General de la República, como parte de su investigación en contra de Roberto Borge Angulo.

La Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la PGR también mantiene inmovilizadas 24 propiedades vendidas irregularmente por el IPAE, incluyendo las Villas Juveniles del CREA y los 10 predios adquiridos por Samuel Jiménez. El cerco se está estrechando en su contra y por lo que antiguos socios, como la Ferrari, quieren marcar su distancia.

1 comentario

Deja un comentario

  • Achupa@mipito.com
    14 Julio 2017 at 8:37 am -

    Los gomart no son franquicias; son cadena comercial y solo pagan renta, hay que informarse mejor periodista.