Ante los conflictos entre las mujeres beneficiarias, la bodega fue cerrada por un largo rato.

Les retienen credenciales

 

 La rivalidad por el manejo de la estructura externa al PRI-PVEM y la disputa por las credenciales de elector que fueron retenidas a más de 100 mujeres, generó la movilización de la Gendarmería y la Policía Municipal en la bodega de la Ruta 4, donde se reparten despensas cada mes a 18 mil 900 féminas.

La  disputa por el control del reparto de las despensas disparó el conflicto que hizo que decenas de mujeres exigieran se les regresaran sus credenciales de elector e incluso tiraran frijoles y arroz a la entrada de la bodega diciendo que no quieren limosnas.

Según versiones extraoficiales todo comenzó por la designación de quien está a cargo del programa, de cuya estructura forman parte casi 19 mil mujeres. Ayer durante la entrega de la despensa, les pedía su credencial de elector y les hacía firmar un documento en donde se deslindaban de Verónica Leal.

 

Algunas mujeres aceptaron, pero otras no al mantenerse fieles a Verónica Leal, lo que originó que no recibieran la despensa. Por esa razón, alrededor de 120 mujeres comenzaron a protestar y exigir la devolución de sus credenciales, pero en vez de obtener la mica, les  fueron cerradas las puertas de la bodega ubicada en Torcasitas, en donde tuvieron que esperar largo rato.

Debido al escándalo que ya se había generado,  a eso de la hora de la comida llegaron patrulleros municipales y la gendarmería, cuya presencia obligó que Jorge Tirado y una mujer de nombre Marisol, les regresaran la credencial del INE.

 

María Cristina de la Cruz>Quequi

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario