Ley contra chatarra a niños “nace muerta, aunque se enoje Gatell”, dicen pequeños comerciantes

Agencia

Al grito de “¡queremos solución, no prohibición!”, una treintena de comerciantes se manifestó a las afueras de la Cámara de Diputados de Oaxaca, sólo unos minutos después de que los integrantes de la 64 Legislatura aprobaron, con 31 votos a favor, una adhesión a la Ley de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para prohibir la venta directa de alimentos “chatarra” a menores de edad.

Su reclamo se centra en que la prohibición recién aprobada va a afectar sus ventas y sus ingresos, amenazando también la continuidad de sus negocios, postura respaldada desde la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), que llamó a que frenara la iniciativa, lo que finalmente no sucedió.

De acuerdo con Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC, el dictamen votado esta tarde es “una falacia” y nada de lo que se aprobó va a dar resultados, pues asegura que el consumo de estos productos no puede regularse desde las leyes, pues es un aspecto cultural de la alimentación de los mexicanos.

Mencionó como ejemplo la prohibición para vender estos mismos productos en las escuelas, que entró en vigor desde 2014, ha operado desde entonces sin dar resultados favorables, aseguró, por lo que cuestionó cómo se plantea que esta nueva medida aprobada en Oaxaca va a funcionar.

“Es una legislación absolutamente irresponsable con la economía del lugar, con la industria restaurantera y turística, con el  comercio. Los diputados oaxaqueños están ideologizados con un discurso donde dicen que no se impide la comercialización, que se permite para los adultos, cuando en realidad sí es una prohibición”, señaló en entrevista con EL UNIVERSAL.

Rivera insistió que es incongruente asegurar que se legisla a favor del derecho a la salud desde un enfoque negativo y de prohibición. “Votan para dar un derecho, cuando en realidad es una prohibición”.

Afirmó que en tanto el consumo es cultural y son los propios padres de familia los que mandan a los niños a adquirir dichos productos, difícilmente se podrá erradicar su consumo con un enfoque como el aprobado por los diputados, en el que serán ellos quienes decidan si sus hijos consumen o no bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico.

“Se equivocaron, esa ley nace muerta. La demanda de esos productos existe porque la gente quiere consumir eso, lo ha consumido siempre y lo seguirá consumiendo aunque se enoje López-Gatell”, dijo el líder de la ANPEC en alusión al respaldo que el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, dio públicamente a la iniciativa, por considerar que está en sintonía con los esfuerzos del gobierno federal.

Rivera reconoció que sí es necesario que los mexicanos y los oaxaqueños tomen y consuman menos los “productos chatarra” pero aseguró que esto no se logrará con leyes que afectan la actividad económica.

“Se necesita mucho esfuerzo, trabajo, educación e información, no prohibir. Es una medida errónea, tendrían primero que ver la realida en las calles y las comunidades de Oaxaca”.

Para el líder de los pequeños comerciantes, en México tenemos una forma de comer y hasta de dormir, y esos hábitos, como el consumo, no tienen que ver con un tipo específico de productos.

“Es muy complejo cambiarlos, es todos lo que hacemos, lo que comemos. Lo de hoy es demagogia pura siguiendo el discurso de López-Gatell y su gente, tiene que ver que no pueden con el coronavirus”, aseguró.

Ante ello, dijo que lo que se requiere son medidas como la anunciada por Esteban Moctezuma, secretario de Educación, sobre incluir materias de vida saludable en la formación básica.

Finalmente, arremetió contra los 31 legisladores que aprobaron el dictamen pues consideró que “son una pandilla que ha seguido la consigna de intereses políticos de su partido”, y no de quien votaron por ellos.

“Los están traicionando, ellos no votaron por este tipo de medidas en su contra y que atenta contra su economía”, dijo en relación con los comerciantes que protestaban mientras se llevaba acabo la votación.

Agregó que aunque una representación de la ANPEC y los comerciantes entró al recinto a reunirse con Horacio Sosa, presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, el diputado nunca llegó.

“Fue un engaño, Sosa nunca llegó. No tuvieron interés de hablar, ya traían la consigna de ir con los dichos de López-Gatell. Él sabía cómo está la población mexicana y  se equivocó, tendría que estar coordinando adecuadamente las medidas contra la pandemia, no cuestionando por qué la gente toma refresco”, dijo Cuauhtémoc Rivera.

Y advirtió que los pequeños comerciantes se reunirán con otras cámaras empresariales, como la turística, para buscar la manera de afrontar la iniciativa recién aprobada.

afcl/rcr

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta