Litigio por hotel de Juan Gabriel se definirá en los juzgados

Cancún

En medio de las acusaciones de despojo por parte de Carlos Enrique de Regil López y Briceida Landaverde Torres contra los empresarios José Luis Martínez y Dolores López Lira por las cabañas Xolumado, Playa Dorada Generation respondió este martes que ampliará a la vía civil la denuncia penal interpuesta contra ambos y Juan Carlos Rodríguez, cuya actitud ha causado un quebranto económico considerable, pues se niegan a devolver el complejo.

En conferencia de prensa, la publirrelacionista del grupo, Ana Mari Irabién, indicó que la familia Martínez López Lira, propietaria de Playa Dorada Generation, lamenta profundamente que se utilice a menores de edad para exhibirlos ante los medios de comunicación para atraer y distorsionar la opinión pública sobre el caso.

Además, reconoce que la familia se siente engañada y se arrepiente de haber brindado apoyo moral y económico a Carlos Enrique de Regil López y Briceida Landaverde Torres, pues abusaron de su confianza y cariño para pedir préstamos que nunca pagaron y que están sustentados con recibos y comprobantes de transferencias.

Por su parte, el apoderado legal de la empresa, Alejandro Ordaz Cabrera, deslindó al grupo de cualquier acto relacionado con el uso o comercialización del hotel El Divo, que en forma indebida realiza De Regil López con la figura del extinto mexicano Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel.

Recordó que en su momento nueve cabañas del complejo Xolumado les fueron otorgadas bajo la figura de usufructo vitalicio, resultado de la amistad que los empresarios tenían con Juan Gabriel, quien pidió incluir dentro del acuerdo a De Regil López y Landaverde Torres para protegerlos por haber sido sus colaboradores más cercanos durante muchos años.

Sin embargo, indicó que ante la actitud asumida por ambos se tomó la decisión unilateral de revertir el acuerdo al poner en riesgo la operación del hotel boutique, al cerrar el acceso principal, bloquear las áreas comunes del complejo, cambiar chapas sin autorización y no permitir el acceso

de huéspedes ni personal del hotel, además de que no pagaron los servicios de mantenimiento, como energía eléctrica, e incluso maltrataron a los colaboradores del lugar.

Lo anterior llevó a la empresa a interponer el 7 de septiembre una denuncia penal por los delitos de despojo, amenazas y extorsión en contra de los ex colaboradores del extinto cantante, la cual se ampliará a la vía civil, pues se niegan a devolver la totalidad del complejo de cabañas Xolumado, más allá de las nueve cabañas que ampara el contrato de usufructo inicial suscrito el 10 de agosto de 2015.

Adicionalmente, reveló que el 20 de febrero pasado se entregaron a sus legítimos herederos las pertenencias de Juan Gabriel que estaban en la propiedad, mientras la relación con sus ex colaboradores se fue complicando al abusar de sus facultades, por lo que se ha solicitado a las autoridades medidas de protección y vigilancia policiaca para evitar que alteren o destruyan las cabañas durante la investigación, lo cual se aplicó el 15 de septiembre.

Por Blanca Silva

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta