Tu Periódico Quequi

Lleva hijo de Pablo Escobar mensaje de paz a jóvenes

FUEGO CRUZADO

Acude con Lilia Arellano y habla sobre su padre.

Por Redacción Quequi

Aunque a cuestas lleva una historia de dolor, de impunidad y corrupción, la vida le ha brindado la oportunidad de volcar su destino y llevar un mensaje de paz, aquel que se forja lejos de las drogas y el narcotráfico.
Sebastían Marroquín, eligió su identidad en menos de 10 minutos para poder ejercer su derecho a una vida como cualquier otra persona, lo que no hubiera podido conseguir como Juan Pablo Escobar, hijo de uno de los capos más grandes en la historia de Colombia y el mundo.
Sebastián Marroquín estuvo en el programa Fuego Cruzado, previo a un encuentro con universitarios que impulsó la asociación civil Manos Jóvenes.
Ante la periodista Lilia Arellano e invitados, respondió algunas de las interrogantes sobre su padre, su pasado, de lo que hoy representa el narcotráfico y de cómo a través de diversas series de televisión se crean historias ajenas a la realidad, que inducen a los jóvenes a creer que es lo mejor, según detalló.
¿Por qué Sebastián?, cuestionó Lilia Arellano
Nos dieron 10 minutos nada más para elegir como nos queríamos llamar el resto de nuestras vidas, así que opte por descartar los apellidos mafiosos, nada más.
Consciente de que su padre era un “bandido” porque así se lo hizo saber desde los siete años, Sebastián Marroquín aseguró que la historia de su progenitor no debe repetirse, pues aún con todo el poder económico y político, la violencia de la que fue víctima hasta ser perseguido, es lo que lo ha llevado a transmitir su mensaje a los jóvenes.
Cuestionado sobre la salida de John Jairo Velásquez Vásquez alias “Popeye” ex jefe de sicarios de su padre, tras 22 años de permanecer en la cárcel y declararse confeso de al menos 300 asesinatos y coordinador de otros 3 mil.
Sebastián Marroquín dijo que ha realizado un proceso de paz con el ex presidiario, pero aclaró que no todo lo que éste ha declarado sobre su padre es real.
“No sigo una amistad, pero nos respetamos como colombianos, hice un proceso de paz con ‘Popeye’, pero los medios de comunicación han construido cosas más grandes de lo que realmente son”, dijo.
Muchos capos siguen el camino de sus padres, ¿usted nunca sintió esta tentación?, preguntó Jorge González Durán.
“El día que murió quería vengar su muerte, pero me retracté porque visualicé lo qué podía pasar en el país y entonces para mí no fue tan difícil tomar una decisión contraria porque ya sabía el sufrimiento que traería para mí repetir esa historia”.
Sobre las series televisivas que hacen apología a la vida de los narcotraficantes dijo tener la peor opinión, – porque no reflejan la realidad de lo que vivimos nosotros, las historias son opuestas, pero claro, la mente de un niño lo que ve es que el narcotraficante se la pasa de fiesta toda su vida y yo no vi nunca a mi padre de esa forma. Se les hace creer a los jóvenes que ese es el mejor camino para tomar, cuando no es así. Solo muestra vida de placeres y lujos, y a mayor cantidad de dinero menos libertad, pero pasamos hambre y esos capítulos los omitieron para dejar un mensaje y dañino para la sociedad-, enfatizó.
¿Qué tanto amabas a Pablo y qué tanto odiabas a Escobar?
Cero por ciento de odio, cien por ciento amor incondicional, yo le digo bandido porque a los 7 años me dijo que su profesión era esa, ser un bandido.
¿Te gustaría interpretar una serie sobre la vida de tu padre?
No lo representaría, sí me gustaría involucrarme en ese proyecto, pero con un mensaje claro, yo digo que si alguien lee mi libro y dice que quiere ser Pablo Escobar significa que no hice las cosas bien, que no he demostrado el camino que no hay que recorrer porque es con la verdad como un aprende uno, no con mentiras.
Por último, subrayó que la guerra declarada al narco por parte de las autoridades no es más que un acto maquiavélico porque son los que más se benefician de la droga.

Comments

comments