Madura la Iglesia en Q. Roo: Obispo

CANCÚN

Por Raimon Rosado > Quequi

Luego de que por decisión del Papa Francisco la Prelatura de Cancún-Chetumal recibió, el sábado pasado, su elevación al rango de Diócesis, al cabo de casi medio siglo de labor apostólico-pastoral en Quintana Roo, el obispo Pedro Pablo Elizondo Cárdenas no pudo contener su júbilo, pues al permanecer al frente de esta institución católica, se convierte en el primer jerarca diocesano de la entidad.

Al respecto, el jerarca católico afirmó que ante el reconocimiento que la Santa Sede de El Vaticano, da a la madurez alcanzada por la Iglesia en nuestro estado, se reforzará la labor espiritual que ha venido realizando, así como una responsabilidad más que forma parte de la estructura de la Iglesia Católica en la entidad, lo que incluye, la defensa del predio del Malecón Tajamar para construir ahí -al menos de ser posible-, un santuario a base de piedra y madera rodeado de la naturaleza del lugar.

Tras hacer el anuncio de la conversión institucional de que es objeto la Iglesia Católica en Quintana Roo, el obispo puso en claro que será el próximo 3 de mayocuando dicho cambio se efectuará de forma oficial, por lo que la aún prelatura Cancún-Chetumal seguirá las líneas pastorales, tanto de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y Latinoamericano (CEL), para fortalecer la estructura local de la institución religiosa, ya que para alcanzar el rango de Diócesis debieron cumplirse diversos requisitos.

Entre ellos, sobresale el contar con un Seminario Mayor, de donde se han ordenado siete diáconos en enero y dos más que harán lo propio el próximo 25 de marzo, por lo que habrá nueve sacerdotes con formación netamente local.

“El Papa reconoce y le da esa elevación y creación de nueva Diócesis, gracias de todo corazón a todos los que han contribuido a los cimientos de esta gran iglesia particular que comienza a ser Diócesis, es una gran bendición”, informó emocionado el obispo Elizondo Cárdenas.

Como parte el reforzamiento que exige el figurar como Diócesis, en el marco del 50 aniversario de labor apostólica de la Iglesia Católica en el estado, se dará continuidad a los trabajos de construcción de la Catedral de la Santísima Trinidad, de Cancún, sobre la que se seguirá la tendencia de incluir elementos arquitectónicos acordes al entorno ambiental de este destino turístico.

Del mismo modo y ante la reciente apertura a las vialidades del Malecón Tajamar, donde fue proyectado construir la Basílica de Santa María del Mar, Pedro Pablo Elizondo recalcó que en caso de que se les permita, construirían ahí un santuario con elementos naturales de vegetación, madera y palapas, similares al de la iglesia María Desatadora de Nudos.

La nueva diócesis de Cancún-Chetumal está situada en el sureste de la Península de Yucatán, tiene una extensión de 50 mil 844 kilómetros cuadrados y forma parte de la Provincia Eclesiástica de Yucatán, que comprende también la Arquidiócesis de Yucatán, la Diócesis de Tabasco y la Diócesis de Campeche.

No, al machismo

Por otro lado y ante la serie de protestas pacíficas y no pacíficas y de diversos puntos de vista generados en todo el país por el tema de los feminicidios, Pedro Pablo Elizondo pidió reforzar la aplicación de leyes que permitan no tolerar más las conductas machistas, que vulneran a las mujeres, de quienes debe defenderse su dignidad, pues entre otros importantes roles que les corresponde en la vida, “son ellas las primeras catequistas, pues poseen el mayor carisma para transmitir la fe en Dios a sus hijos. Por eso, cada vez adquieren mayor valor dentro de la Iglesia”, acotó el prelado.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario