Mando Único en QRoo, alineado a la estrategia federal de seguridad de AMLO

Por redacción

El acuerdo por el cual entró en operación el Mando Único en los municipios de Quintana Roo no sólo coincide con la estrategia federal de seguridad sino con las recomendaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, para sumar fuerzas y optimizar los insuficientes recursos en los niveles de gobierno estatal y municipal, a fin de enfrentar al crimen organizado que, en contraste, cuenta con una amplia red de financiamiento a través del lavado de dinero; abastecimiento de armas mediante el tráfico ilegal y reclutamiento de miembros tanto en la sociedad como -por infiltración- en las corporaciones policiacas.

En una lucha dispareja de fuerzas, el frente común contra la delincuencia es parte de la estrategia de López Obrador: “Vamos a trabajar de manera coordinada en un Mando Único”, dijo, mientras Durazo convocó a los presidentes municipales “a que entiendan la conveniencia de sumar fuerzas para optimizar los insuficientes recursos que tenemos todos los niveles de gobierno a fin de enfrentar exitosamente la inseguridad. En el caso del Mando Único tienes la ventaja de que reduces la posibilidad de que el crimen organizado infiltre a alguna corporación”, señaló.

En ese orden, los mandos policiacos del estado y de los municipios en Quintana Roo se integraron en un Mando Único para fortalecer la capacidad operativa, de fuerza y contra la corrupción en todas las corporaciones, con excepción de los municipios de Solidaridad, donde el acuerdo tuvo que ser por decreto, y de Othón P. Blanco, que aún queda por integrarse pese a que hoy está rebasado y es incapaz de resolver los focos rojos que han empezado a encenderse en Chetumal, además de los servicios básicos que han generado la crisis de la basura.

“Vamos a echar mano de todos los recursos y de toda la colaboración interinstitucional. Aquí no se trata de una invasión de autonomías constitucionales. Estamos hablando de un proyecto común de colaboración para beneficio de los quintanarroenses, más allá del municipio donde radiquen”, dijo ayer el gobernador Carlos Joaquín durante la firma del acuerdo con los presidentes municipales de Cancún, Puerto Morelos, Cozumel, Bacalar, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, José María Morelos, Tulum y Felipe Carrillo Puerto.
Ante la oposición de la presidente municipal de Solidaridad, Laura Beristain, pese a que en dicho municipio la violencia escaló en el último trimestre hasta reportar ahora la tasa más alta de asesinatos por cada 100 mil habitantes -más del doble que la de Benito Juárez-, el delegado del gobierno federal, Arturo Abreu Marín señaló que “si bien existe autonomía en los municipios, se puede coadyuvar para que todos caminen hacia un mismo fin. Todo es educativo”, dijo, “cuando llegas a la primaria llegas bronca y te tienen que dar dos o tres coscorrones para que puedas entender; en Solidaridad quieren estar solos, bueno, ahí les está pasando lo que les está pasando”, comentó.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario