Mete el freno Uber a su regreso a Cancún

Por Blanca Silva Quequi

Mientras el director del Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo), Jorge Pérez Pérez, advirtió que de la mano del Ayuntamiento de Benito Juárez detendrá y multará a las unidades de Uber, por lo que exhorta a los usuarios a no utilizar un servicio ilegal, la plataforma tuvo ayer problemas para operar y no pudo concretar los viajes, aunque sí realizó el cargo a algunos usuarios, quienes externaron su queja en redes sociales.

El funcionario estatal dejó en claro que Uber no puede regresar a trabajar en Cancún, porque tiene un amparo promovido por ellos ante el Juzgado Cuarto de Distrito, que ya tiene una sentencia definitiva en trámite de notificación, tanto para la plataforma como para el Gobierno del Estado y el Congreso estatal, la cual ratifica que es un servicio público de transporte y como tal debe contar con concesión, lo cual no cumple por lo que sus unidades serán detenidas y multadas, pero sin caer en la cacería registrada con anterioridad.

Sin embargo, reconoció que no se han detectado unidades trabajando, pues tiene información de que la gente ha intentado abrir la plataforma y no funciona correctamente, por lo que invitó a los interesados a no usar un servicio que trata de entrar de forma irregular, pues se exponen a no completar su viaje porque alguna patrulla del programa regular de verificación del Imoveqroo en conjunto con el Ayuntamiento, los pueda detectar e invite a que abandonen la unidad para fincarle alguna infracción y multa al trabajar sin concesión.

Por su parte, el secretario estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella Ibarra, advirtió que actuarán de manera determinante en caso de que se agreda físicamente a cualquier operador de Uber o taxista, por lo que si el Imoveqroo se lo pide, actuará conforme a derecho para detener a las unidades de Uber, ya que es su responsabilidad apoyar a cualquier instancia en términos de vulnerabilidad o derechos de los ciudadanos.

Sin embargo, informó que hasta el mediodía de ayer no tenía reportes de incidentes tras el inicio de operaciones de Uber en Cancún, pero advirtió que debe imperar la legalidad, por lo que giró la orden de actuar de manera contundente ante cualquier agresión.

Ante esta situación, el gerente de Comunicación de Uber, Saúl Crespo, salió al paso de la situación al insistir en que existe una suspensión definitiva emitida por un juez federal dentro del amparo interpuesto por la empresa en contra de algunas disposiciones de la Ley de Movilidad del Estado de Quintana Roo, en la cual instruye al Instituto de Movilidad para que permita operar a Uber en cumplimiento a las disposiciones anteriores a la reforma de la Ley.

Puntualizó que Uber ha operado y continuará haciéndolo con estricto apego a la ley, bajo el argumento de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió un fallo en el caso de Yucatán determinando que la Empresas de Redes de Transporte (ETR’s) son un modelo distinto al transporte público tradicional, por lo que deben operar con regulaciones distintas acordes a las características de su modelo de negocio, dejando de lado que la Corte dejó en manos de los estados la regulación de este tipo de servicios.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario