Mientras mexicanos se sumaban a labores de rescate, Felix González Canto y demás senadores cenaban en Rosa Negra, en Polanco, por el susto

20 Sep. 2017 ¿CÓMO se mide la magnitud de un sismo? En la Ciudad de México se mide por la respuesta de las autoridades, por la solidaridad de sus habitantes, por la saturación de las redes, por el número de víctimas, por los daños materiales, por la huella que deja.

OTRA VEZ en 19 de septiembre; otra vez el susto, el terror, la tragedia. Pero a diferencia de 1985, esta vez no hubo un divorcio entre el gobierno y la sociedad.

AL CONTRARIO: se desplegaron por igual elementos federales, capitalinos y ciudadanos para auxiliar a los damnificados, remover escombros o, al menos, agilizar el tránsito en medio del caos.

DADO QUE los temblores no se pueden predecir, sólo quedan dos cosas por hacer: estar preparados y atender rápido la emergencia. En un primer balance, se puede decir que ambas cosas ayer se cumplieron.

DONDE se esperan fuertes réplicas del sismo es en el Presupuesto 2018.

DESDE AYER muchos gobernadores están temblando ante probables recortes a las partidas ya asignadas, pues se necesitarán recursos para atender la catástrofe en MorelosPueblaEstado de México y CDMX. Eso sin mencionar, claro, la reconstrucción en Oaxaca y Chiapas.

ASÍ QUE habrá que estar muy al pendiente de las rebatingas en la negociación presupuestaria que se lleva a cabo en San Lázaro pues, como suelen decir los diputados, la colcha presupuestal no alcanza para todos. A ver quiénes resultan descobijados y damnificados.

Y MIENTRAS los mexicanos se unían en la tragedia, una veintena de senadores encabezados por el priista Félix González Canto se despachaban una opípara cena en el Rosa Negra, en Polanco.

NADA COMO una carne llanera asada lentamente con cerveza y sal de gusano, pa’ quitarse el susto. Qué poca… sensibilidad.

ALGUNOS de los consejeros electorales del INE andan preocupados, pues sienten que el Tribunal Electoral federal está dejando ver una muy clara inclinación tricolor.

TAN ES ASÍ que el más reciente fallo de los magistrados que encabeza Janine Otáloraparece haberle salvado el cuestionadísimo triunfo al PRI en Coahuila.

Y ES QUE declararon ilegal la fiscalización que hizo el INE del gasto en publicidad vía Facebook y Twitter, por lo que en una de ésas podría resulta que Miguel Riquelme no rebasó el tope de gastos de campaña. Y, obviamente, a este fallo los priistas le dieron un rotundo like.

(Opinión | El Reforma)

No hay comentarios

Deja un comentario