Nintendo se lanza legalmente contra influencer para adultos

Agencia

Te explicamos qué hizo para desatar la furia legal de Nintendo

Es bien sabido que Nintendo es una compañía que cuida sobremanera sus IPs y que en diversas ocasiones ha recurrido a acciones legales para impedir que algún tercero saque provecho de ellas.

Ejemplos sobran y el más reciente involucra la toma de acciones contra una influencer para que dejara de explotar una IP de Nintendo en beneficio propio.

View this post on Instagram

*plays doom once*

A post shared by Digitalprincxss (@digitalprincxss) on

La influencer era conocida hasta hace poco como Pokeprincxss y tenía ocho años ocupando ese nombre para lanzar productos relacionados con Pokémon y con otros productos de Nintendo y venderlos.

Evidentemente la Gran N consideró que Pokeprincxss estaba transgrediendo sus derechos de autor y por ello le envió una carta de cesa y desiste, que en caso de no respetar podía llevarla a la corte.

En la carta Nintendo le ordenó que dejara de usar las referencias a Pokémon o a cualquier otra de sus IPs en sus productos e identidad, y también le dijo que debía pagarle regalías por las ganancias que obtuvo mientras infringía sus derechos de autor.

Esto la orilló a cambiar su identidad y marca de Pokeprincxss a Digitalprincxss, y para explicarle a sus seguidores la razón detrás de este ajuste publicó un video.

Aunque Digitalprincxss dice estar consciente de las faltas en las que incurrió, asegura que Nintendo se lanzó en su contra por ser una influencer para adultos.

‘Nintendo no quiere que yo piense que de alguna u otra forma se me puede asociar a ellos, y todo se debe a que me dirijo al público adulto, dice en el video.

Digitalprincxss tiene una cuenta de OnlyFans en la que postea todas las fotos y videos para adultos y sin censura que en sus publicaciones habituales en Twitter e Instagram apenas sugiere.https://www.youtube.com/embed/zlEnombg4vc

Aún así, la chica dice que seguirá apoyando a Nintendo, pues en realidad es entusiasta de sus propiedades, y reconocer que tuvo que haber meditado mejor la posibilidad de estar infringiendo la ley.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta