No dan la cara al gremio

 

Con el argumento de que debieron atender “asuntos imprevistos”, autoridades de la Dirección de Transporte y Vialidad de Benito Juárez, no acudieron a la reunión programada para ayer lunes, en la que ellos junto con representantes del sindicato de la empresa concesionaria de transporte público Turicún,  determinarían la factibilidad, de que el secretario general de su gremio, Eric Valenzuela Cruz  y su tesorero, Juan Raymundo Várguez, dimitan de sus cargos, al ser acusados de diversas anomalías que en días pasados, derivaron en un paro laboral, que en caso de no darse dicha renuncia, pudiera ser retomado por los inconformes.

Jaime Gabriel Teh Zavalegui, secretario de Conflictos de este gremio, recordó que al concluir el paro laboral registrado desde las 3:00 de la madrugada del pasado viernes  20 de mayo, la autoridad municipal y los representantes de Turicun, acordaron  que sería ayer lunes 23, a partir de las 10:00horas, cuando se efectuaría la reunión para valorar la salida de los dirigentes sindicales, a quienes se les acusa de cometer despidos injustificados, omisiones en pagos de cuotas de Infonavit y Fonacot, así como un presunto fraude por 40 mil pesos.

El entrevistado,  señaló que al acudir a las oficinas de la dirección de Transporte y Vialidad, a la hora acordada, donde se supone los esperaría su titular, José Luis Castro Garibay, para iniciar dicha junta, el secretario de este funcionario, les dijo que de manera imprevista, tuvo que ausentarse para atender  asuntos imprevistos, por lo que la cita fue reagendada para las 14:00 horas, hora a la que tampoco se presentó, por continuar “ocupado”.

Por ello, la celebración de dicha junta de carácter privado, fue pospuesta  de nueva cuenta, para hoy martes a las 10:00 horas, por lo que la situación en torno a los trabajadores de esta empresa camionera,  se mantiene en tensa calma. No obstante, continuaron laborando con normalidad.

Jaime Gabriel Teh Zavalegui, refirió que los representantes sindicales acusados, se aferran a mantenerse en sus cargos, hasta febrero de 2017, que es cuando vence su período de gestión de 6 años, por lo que en caso de no ser aceptada su renuncia, más de 270 choferes a cargo de 300 autobuses de pasajeros,  iniciarían un paro laboral permanente, al afirmar que ha sido la administración anómala de los mencionados, lo que mantiene la inconformidad generalizada entre los operadores de autobuses urbanos. Por Raimon Rosado>Quequi

 

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario