No desmiente que facilitó datos a Rusia

WASHINGTON.-

No desmiente, sólo se defiende. Doce horas después de que “The Washington Post” revelara que el presidente de Estados Unidos, compartió datos secretos con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, y el embajador Sergéi Kislyak, Donald Trump ha mantenido en Twitter su “absoluto derecho” a compartir con Rusia “hechos” sobre terrorismo .

En su reunión del pasado miércoles en la Casa Blanca, el presidente les reveló supuestamente información reservada sobre una amenaza del grupo terrorista Isis, vinculada al uso de ordenadores portátiles en aviones. La actitud del mandatario, según “The Washington Post”, ha generado un fuerte malestar en los servicios de espionaje. No solo porque puso en peligro una fuente extranjera clave para la seguridad nacional, sino porque dio a los rusos más datos que a los propios aliados.

EN REDES

La Casa Blanca ha desmentido rotundamente la investigación y considera que es “falsa”. “Como presidente quise compartir con Rusia, en una reunión fijada abiertamente en la Casa Blanca, hechos relacionados con terrorismo y seguridad aérea, algo a lo que tengo absoluto derecho. Mi deseo, es que Rusia intensifique su lucha contra el Isis y el terrorismo”, apuntó esta mañana en un tuit el presidente, sin especificar si trató o no sobre información clasificada.

La reunión con Lavrov era de alto voltaje. El día anterior, el mandatario había despedido al director del FBI, James Comey, el principal encargado de investigar si el equipo de campaña del republicano se coordinó con el Kremlin para atacar a la candidata demócrata Hillary Clinton. Es la denominada trama rusa. Una tupida red de conexiones entre los hombres del presidente y Moscú que no deja de perseguir a Trump, desde que entró en la Casa Blanca.

No hay comentarios

Deja un comentario