Nueva especie, en Cozumel; la Ophionereis Commutabilis se encontró en la cueva “El Aerolito”

PLAYA DEL CARMEN

Descubierta por un miembro del Círculo Espeleológico de Mayab, Germán Yáñez, en la cueva El Aerolito en Cozumel y estudiada y categorizada por el especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México, Francisco Solís, la nueva especie marina “ophionereis commutabilis” tiene a Quintana Roo en los ojos del mundo.

Roberto Rojo, presidente del Círculo Espeleológico del Mayab, comentó que de acuerdo con los estudios pudo saberse “que son organismos que tienen al menos cuatro mil años viviendo en esta cueva, son organismos cavernícolas”.

En este sentido opinó que este hallazgo es motivo de celebración para la ciencia, “porque estamos en un periodo de muchas extinciones a nivel mundial y que se sigan encontrando nuevas especies para la ciencia es un alivio saber que todavía hay organismos que no conocemos y que debemos aprender mucho de ellos”.

Sin embargo también debe ser motivo de compromiso de estudiar más la gran cantidad de organismos qué hay en cuevas, cavernas y cenotes de Quintana Roo.

Histórico

Los autores de esta investigación, publicada en Molecular Phylogenetics and Evolution, son Guadalupe Bribiesca-Contreras, Tania Pineda-Enríquez, Francisco Márquez- Borrás, Francisco Alonso Solís-Marín, Heroen Verbruggen, Andrew F. Hugall y Timothy O’Hara

Ophionereis commutabilis es el nombre de una especie cavernícola de ofiuroideo recién descubierta en la cueva El Aerolito de Cozumel, Quintana Roo. Los ofiuroideos son un grupo de animales marinos con características distintivas en su piel. Su mismo nombre en griego los define, pues es un equinodermo: ekhino: púa, y derma: piel. A este mismo grupo pertenecen las estrellas, los erizos, los lirios y los pepinos de mar.

Es la primera vez que se registra la existencia de esta nueva especie y Francisco Solís Marín, investigador del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, es uno de los autores de este descubrimiento, considerado un producto de la evolución, pues de las más de dos mil especies de ofiuroideas que estaban documentadas desde 2010, únicamente dos viven en cuevas (una en Estados Unidos y la otra en Japón). Ahora, en 2019, se acaba de sumar una tercera, y es mexicana.

Por Luis García

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario