Otra vez Charlie Hebdo causa indignación: se burló del niño sirio ahogado Aylan Kurdi

El chiste era que si el nene muerto sobrevivía, se hacía violador de mujeres El límite del mal gusto produjo una ola de repudios en el mundo.

n nombre de una supuesta libertad de expresión, el polémico semanario francés Charlie Hebdo se burla del nene sirio Aylan Kurdi, que murió ahogado en las playas de Turquía cuando intentaba llegar en Europa.

“¿Qué hubiera sido del pequeño Aylan si hubiera crecido? Acosador de mujeres en Alemania”, dice el chiste, que muestra al niño ahogado junto a otros hombres persiguiendo a dos chicas.

El trabajo hace referencia a los abusos sexuales ocurridos en Año Nuevo en Alemania, entre cuyos presuntos autores hay peticionarios de asilo en Europa. Así, el caricaturista Laurent Sourisseau “Riss”, “imaginó” lo que hubiese sido el futuro del menor.

El pésimo gusto del chiste provocó una ola de repudios en todo el mundo. La gente usa la frase  “Je ne suis pas Charlie” (Yo no soy Charlie)), contraria a la “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie) que se usó cuando atentaron contra la publicación por caricaturizar al profeta Mahoma. Doce trabajadores murieron en el brutal ataque.

En septiembre, el niño sirio Aylan, de tres años, perdió la vida junto a su madre y su hermano luego de que naufragara el precario barco en el que viajaba huyendo de la guerra.

La imagen de su cuerpo sin vida, boca abajo en las playas de Turquía conmovió al mundo y ayudó a tomar noción sobre la crisis de refugiados.

Las bromas al respecto ya le habían costado a la revista el repudio de varios lectores. En septiembre publicaron una viñeta en la que se veía al menor yaciendo sobre la arena y podía leerse: “La prueba de que Europa es cristiana. Los cristianos caminan sobre las aguas y los niños musulmanes se ahogan”.

Esa publicación también fue firmada por Riss, actual director tras el asesinato de Stépahne Charbonnier “Charb”, y de varios de sus dibujantes más emblemáticos, como el veterano Jean Cabut “Cabu”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario