Pega a los náuticos el mal clima

CANCÚN

Por Blanca Silva > Quequi

Los vientos de surada y el paso del frente frío No. 51 mantienen casi paralizada la actividad del sector náutico en la Zona Norte de Quintana Roo, que acumula pérdidas aproximadas de un millón de dólares desde el viernes pasado, tras iniciar formalmente la temporada vacacional de Semana Santa, en la que tenían previsto operar al 95% de su capacidad instalada.

Aunque la mañana de ayer la Capitanía de Puerto Juárez había anunciado la reapertura del puerto a la navegación en general, a las 14:00 horas volvió a suspender de nueva cuenta la operación de las actividades de turismo náutico recreativo,  pues el paso del frente frío No. 51 trajo consigo vientos del norte-noroeste con velocidades de 30 a 40 kilómetros por hora con rachas de 45 kilómetros.

Previamente, al mediodía había suspendido los vuelos en paracaídas en todas las áreas, debido al incremento de la velocidad del viento, a lo que se sumaron las embarcaciones menores de 40 pies y todas las actividades acuáticas, a la par de lo cual dio a conocer que en la semana se esperan días muy inestables, por lo que pidió al sector náutico prever sus actividades para minimizar sus afectaciones.

Esperaban 95%

De acuerdo con el presidente de Asociados Náuticos de Quintana Roo (ANQR), Iván Ferrat Mancera, durante este periodo el sector espera operar hasta al 95% de su capacidad instalada, acorde a las proyecciones de ocupación del sector hotelero, donde el gasto promedio sería de 200 dólares por persona.

Dichas proyecciones estaban sustentadas en que para esta fecha ya hubieran pasado los frentes fríos, lo cual permitiría al turista disfrutar de las actividades de turismo náutico recreativo, donde las más demandadas por el turismo nacional son snorkel, visitas a Isla Mujeres, salidas en catamarán, viajes a Isla Contoy y pesca deportiva.

Sin embargo, desde el viernes pasado la Capitanía de Puerto Juárez notificó a los prestadores de servicios náuticos la suspensión a la navegación de embarcaciones menores de 40 pies de eslora, que abarca los servicios de pesca deportiva, pesca ribereña, buceo, snorkel, paracaídas y motos acuáticas.

De esta manera, sólo se permitió la navegación hacia Isla Contoy para embarcaciones mayores de 40 pies de eslora con precaución, anticipando que la medida se extendería al sábado, debido a la presencia de vientos de dirección sur-sureste con velocidad de 40 a 50 kilómetros por hora y rachas más fuertes con oleaje de 1.8 a 2.2 metros de altura, lo cual abarcaría también las embarcaciones particulares por seguridad.

Lo anterior se cumplió el sábado como lo anticipara la Capitanía de Puerto, incluyendo los galeones, debido a la velocidad de los vientos, por lo que sólo se permitió la operación de embarcaciones de pasaje y ferrys hasta donde las condiciones lo permitieran, así como el jungle tour y wave runner, con algunas variaciones dentro de la zona lagunar.

Mantienen restricciones

De igual manera, el domingo se mantuvo la restricción a la navegación en general a causa de vientos de dirección sur-sureste de 35 a 45 kilómetros por hora y olas de cuatro a cinco pies, que al empezar a disminuir permitieron reabrir el puerto a la navegación a embarcaciones mayores de 40 pies de eslora la mañana de ayer, al igual que los cruces Cancún-Isla Mujeres.

En este marco, integrantes del sector coincidieron que la comunicación permanente que mantienen con la Capitanía de Puerto permitió reducir la afectación en Cancún, Holbox, Isla Mujeres y Puerto Morelos que es el área de influencia de la agrupación.

De esta forma, durante el fin de semana los cruces a Isla Mujeres desde Cancún lograron operar al 60% de su capacidad, al igual que los vuelos en paracaídas, las motos acuáticas y el jungle tour, mientras que el buceo rondó el 30%, mientras que en Isla Mujeres logró operar El Farito, Holbox registró cruces y Puerto Morelos operó también de manera parcial.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario