Peligra el río subterráneo más grande

Por Francisco Canul

Tulum.-Además de lo interesante que es saber que debajo de Tulum, corren y se enlazan miles de kilómetros de ríos subterráneos cuyas puertas de entrada son los cientos de cenotes en distintos puntos sobre toda la geografía tulumnense, también están cientos de osamentas encontradas dentro de las cavernas, – según hipótesis de las autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)-, podrían tener una antigüedad de entre 10 mil y 13 mil años, sin embargo, todo está en riesgo por la grave contaminación de los mantos freáticos ante la falta de un 70% de la red de drenaje sanitario en la región.

De acuerdo con fuentes del Grupo “Proyecto Espeleológico Tulum” (PET), lo anterior no son más que hechos, pruebas y mudos testigos de lo que vendría a confirmar a la ciencia e investigadores, la presencia del hombre prehistórico en esa región antes de la cultura maya.

Y es que en los ríos subterráneos más largos del mundo que están debajo de Tulum, también ya se descubrieron caparazones de tortuga de unos 30 centímetros de diámetro y distintos vegetales petrificados, lo que quiere decir que en este lugar existe un gran cementerio acuático, dice la fuente.

De acuerdo con el proceso de investigación y exploración que dos buzos de origen alemán y británico realizaron en los ríos subterráneos más largo del mundo, no solo se hallan sumergidos más de ciento cincuenta esqueletos humanos como lo ha dado a conocer el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), sino que también cementerios de restos fósiles que datan de miles de años, confirman la fuente del PET.

Alejandro Álvarez, integrante del Proyecto Espeleológico Tulum, informó que en un pasadizo que conecta a los ríos subterráneos se han descubierto especies de gliptodontitos, un animal similar al armadillo que tenía espinas en el extremo de la cola, que usaba como instrumento de defensa.

En el río subterráneo más grande del mundo que mide 155 kilómetros de largo también ya se descubrieron caparazones de tortuga de unos 30 centímetros de diámetro y distintos vegetales petrificados, lo que quiere decir que en este lugar existe un gran cementerio acuático.

Los buzos informaron que en su expedición han encontrado, “Secciones de cicadáceas, un tipo de árbol leñoso similar a la acacia, los troncos hallados hasta el momento son pequeños, tienen unos 15 centímetros de diámetro por 25 de largo, por lo tanto, los buzos creen que también podría haber astillas de araucarias”.

De igual forma el entrevistado que en dichos ríos subterráneos han divisado semillas primitivas que aún no se sabe a qué especie pertenecen, asimismo en el lugar están sumergidas una gran cantidad de piezas dentales que puede ser que pertenezcan a especies de mamíferos carnívoros.

En información de los buzos el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), conoce sobre la exploración que ellos vienen realizando, y aseguran que, en relación con el Cementerio Acuático Maya, éste se encuentra registrado desde el año 2003 y circunscrito en un mapa denominado “Atlas Nacional Arqueológico” que contienen el número de los esqueletos humanos ya contabilizados.

GRAVE CONTAMINACIÓN DE LOS RÍOS SUBTERRÁNEOS POR AGUAS NEGRAS

Los cenotes y ríos subterráneos en Tulum presentan ya un alto grado de contaminación por heces fecales, detergentes, equipos de tipo industrial y doméstico, entre otras cosas, lo que pone en riesgo el Gran Acuífero Maya que abarca toda la Península de Yucatán, con una extensión de mil 500 kilómetros cuadrados, asegura el Oceanólogo Ramón Castro y Castro.

“Los ríos subterráneos están contaminados ante la falta de una red de drenaje que, al no existir, la población arroja en los sumideros y cavidades sus aguas residuales que contaminan el subsuelo y los mantos freáticos”, precisó.

De acuerdo con el conocido ambientalista y profesional en el tema de la Oceanología, Ramón Castro y Castro, en Tulum al año son alrededor de 2 mil 36 millones 700 mil litros de aguas negras y residuales que no reciben tratamiento alguno y contaminan con desechos orgánicos las aguas subterráneas tan solo en lo que es la geografía del noveno municipio.

“Estas aguas negras y residuales que no reciben tratamiento alguno y son dispuestas de forma inadecuada contaminan con desechos orgánicos las aguas subterráneas en cenotes y ya están ocasionando graves problemas que repercute en las actividades pesqueras, turísticas y sanitarias”, explicó.

Lo anterior, según dijo, es tomando en cuenta que entre los más de 28 mil habitantes de tan solo el antiguo casco urbano de la localidad que no cuentan con servicio de drenaje sanitario, así como las poco más tres mil personas, entre turistas y trabajadores de la zona hotelera.

Explicó que la  infraestructura hotelera, habitacional distribuidos sobre casi siete kilómetros de costa zona hotelera y demás rubros establecidos al sur de la zona arqueológica de Tulum, sobrepasa los más de dos mil cuartos de hotel y su capacidad de hospedaje desde los más de 80 pequeños, medianos y grandes centros de hospedaje, más las viviendas habitacionales, tiendas, casas de masaje, restaurantes y demás negocios han ocasionado graves daños a los ríos subterráneos más largos del mundo por distintas cuestiones como la descarga de aguas negras.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario