Quintana Roo es uno de los estados más endeudados en el país, dijo Patricia Palma, dirigente del Barzón.

Perderían sus casas más de 7 mil deudores

Chetumal. La difícil situación económica que se vive en Quintana Roo, ha propiciado la muerte de seis personas en lo que va de este 2016; sin embargo, no se descarta la posibilidad de que la cifra se triplique, debido a que en estos momentos existen más de siete mil 500 deudores que están a punto de perder sus propiedades por créditos contraídos con instituciones bancarias y tiendas departamentales; aseguró Patricia Palma Olvera, dirigente del Barzón en el estado.

La dirigente social aseguró que en este 2016 seis personas han tomado la decisión de huir por la llamada puerta falsa, debido a que no han podido pagar en tiempo y forma sus créditos contraídos con bancos, financieras, así como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), además del Instituto de Seguridad y Servicio Social de los Trabajadores al servicio del Estado (ISSSTE), asimismo de los llamados “agiotistas” que hoy por hoy son los que prestan grandes cantidades de dinero por el cobro del 15% semanal de lo que ofrecen.

La entrevistada aseguró que en el 2015 lamentablemente se tuvo el registro de 45 personas que se privaron de la vida al sentirse agobiadas, por no poder pagar deudas contraídas con instituciones crediticias y tiendas departamentales, asegura que después del periodo vacacional de Semana Santa el número de deudores se ha incrementado de manera alarmante en los 11 municipios del estado.

Palma Olvera indicó que a pesar de que se han hecho convenios con instituciones crediticias, tiendas departamentales y arrendadores, cada día crece el número de personas que se endeudan por diversas situaciones en Quintana Roo, destacando primeramente la falta de empleo, inseguridad, además de los pagos de colegiaturas y otras necesidades que aquejan a los habitantes de todo el estado.

En este sentido mencionó que de acuerdo a la tabla nacional del Barzón, Quintana Roo es uno de los estados más endeudados en el país, debido a que miles de familias contraen créditos por la facilidad que se les ofrece, los cuales son de escasos recursos económicos, además de que no saben leer, ni escribir, por lo que con facilidad firman o ponen su huella digital en documentos que al final de cuentas les ha costado las pérdidas de sus viviendas, así como su vida al no poder cumplir con lo que especifica la Ley de Deudores.

Por Sergio López Lara-Quequi

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario