Pide mano dura contra malhechores

Por Raimon Rosado

Lamenta el obispo de la Prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Pablo  Elizondo Cárdenas, que en nuestro país y en nuestro estado prevalezca la ineficacia en la aplicación de justicia, por lo que indica que la impunidad y la corrupción prevalecen en gran medida, lo cual ha derivado en los últimos días, en varios ataques a mujeres por parte de conductores de taxi en esta ciudad, así como en otros hechos delictivos y robos de los que a decir del propio jerarca católico, él también ha sido víctima en alguna ocasión.

Lugo de encabezar la misa que cada domingo a mediodía se celebra en la Catedral de Cancún, el prelado dijo como parte de su mensaje evangélico del día, que el hombre es creado para amar a Dios y servirle plenamente, “al ser nosotros sus hijos, sus siervos y sus criaturas”, pero lamentablemente, a menudo preferimos la libertad por encima del servicio  y de dar cumplimiento a los mandamientos divinos.

Al prevalecer en nuestro entorno el clima de inseguridad, en el que a los hechos delictivos que regularmente ocurren, en los últimos días, se han  dado a conocer sobre todo a través de las redes sociales, un presunto ataque sexual, malos tratos y actitudes violentas de  taxistas en agravio de mujeres que usan sus servicios de transporte; el obispo, lamentó profundamente que  por las acciones de malas personas, otros taxistas honestos se puedan ver afectados con el desprestigio de la imagen de su gremio.

De igual manera, recalcó que con este tipo de hechos se vulnera la imagen de  Benito Juárez como destino turístico, lo que implica una situación doblemente grave y son las autoridades de Gobierno y el propio Sindicato de Taxistas, quienes deben emplear todos los medios a su alcance para evitar que se cometan atropellos y abusos en contra de los usuarios, de quienes dependen para subsistir.

“Debemos evitar que prevalezca la impunidad, para evitar que se sigan cometiendo delitos tan dolorosos y tan dañinos como esos, en los que se afecta a los turistas y a los ciudadanos”, recalcó.

Dijo que si bien a nivel de los grandes hoteleros se ha evitado hablar sobre la baja que ha causado a la actividad turística de nuestro destino, el factor de la inseguridad,  ha sabido de parte de algunos dueños de hoteles “más modestos y discretos”, que dicha situación ha repercutido en una menor ocupación  durante estas vacaciones.

Pedro Pablo Elizondo lamentó que a diferencia de otros países que él ha visitado, en México la justicia  no tiene la eficacia que todos deseamos, al prevalecer en gran medida la corrupción y la impunidad.

Al señalar que los robos van en aumento, el obispo dijo que hace ya tiempo atrás él también fue víctima  de los ladrones, mismos que se apoderaron de un maletín donde guardaba su solideo y su mitra, los cuales finalmente no se llevaron “al no ser una computadora o aparatos electrónicos de alto valor”.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario