Planeaban atentado mayor

BARCELONA

Por Agencias Quequi

La primera declaración en la Audiencia Nacional, sirvió para dejar claras las intenciones de la célula yihadista, que atacó Barcelona y Cambrils: el grupo preparaba un atentado mayor, con explosivos y el imán, Abdelbaki Es Satty, se iba a inmolar. Así afirmó ayer Mohamed Houli Chemlal, el joven de 21 años, que resultó herido grave en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona), donde los terroristas almacenaban decenas de bombonas de butano. Según informaron fuentes judiciales, durante cerca de una hora, Houli ha respondido a las preguntas del magistrado Fernando Andreu, y ha ratificado el relato que ofreció a los Mossos. La Fiscalía solicitó, a continuación, su ingreso en prisión sin fianza. Al igual que para los otros tres acusados.

Vestido con el pijama del hospital donde ingresó, y donde fue detenido, Houli y los otros tres arrestados -Dris Oukabir, Salah El Karib y Mohamed Aallaa- han llegado a la sede de la Audiencia Nacional, sobre las ocho y media de la mañana. La Guardia Civil los ha trasladado desde la Comandancia de Tres Cantos, donde pasaron la noche del lunes al martes. Una vez en la sede judicial, los cuatro han aguardado en los calabozos. A todos se les acusa de cuatro delitos: integración en organización terrorista, asesinato, estragos y tenencia de explosivos.

El herido en Alcanar, fue el primero en sentarse en el banquillo. Houli, que ha señalado al imán como el máximo responsable del grupo, ha detallado que la célula, se estaba preparando para cometer atentados en “monumentos” de la capital catalana. Según fuentes judiciales presentes en la declaración, este presunto yihadista, no ha mencionado expresamente ningún objetivo. Los investigadores sospechan que consiguió salvar la vida porque, en el momento de la explosión de la vivienda, se encontraba en el porche de la casa.

No hay comentarios

Deja un comentario