Protegerán la devoción de los guadalupanos en BJ

Por Raimon Rosado

Ante el copioso arribo de feligreses, peregrinos y antorchistas, que se prevé acudirán a partir de hoy  a las iglesias católicas más importantes de nuestra ciudad, con motivo de las  celebraciones en honor a la Virgen de Guadalupe, la Prelatura de Cancún-Chetumal afirmó que a través de  la Dirección de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento de Benito Juárez, se tendrá el apoyo de Secretaría de la Seguridad  Pública y Tránsito, para salvaguardar la seguridad y el trayecto de los creyentes, tanto en dichas fiestas como en las de Navidad y Año Nuevo, en las que las iglesias suelen ser muy concurridas.

Al encontrarnos en la víspera del comienzo de una de las temporadas donde anualmente se  concentran numerosos festejos con connotación religiosa, el obispo Pedro Pablo Elizondo  Cárdenas indicó que entre la tarde de este miércoles y a lo largo de mañana jueves 12 de diciembre,  cientos de  devotos de la Guadalupana se movilizarán entre las diferentes iglesias, para  celebrar  su cumpleaños número 488.

Tan solo en torno al Santuario de la Guadalupana  en la zona de “El Crucero”, se espera  que se concentren más de 10 mil personas antes, durante y después de la celebración de la “misa de gallo”, que tendrá lugar a partir de las 10:30 de la noche, la cual estará encabezada por el jerarca prelaticio, posterior a la que se cantarán las tradicionales Mañanitas.

El obispo invitó a la comunidad católica local a asistir a dichas celebraciones, en las que se implementarán dispositivos de seguridad policíaca, para salvaguardar tanto la integridad de los asistentes, como de los numerosos grupos de peregrinos, organizados por creyentes que laboran en hoteles, restaurantes y empresas, como de antorchistas procedentes de otros estados.

Sobre estos grupos en particular, que a diferencia de otros años, se han visto reducidos en número, indicó que  la Dirección de Tránsito se encarga de vigilar su trayecto, sobre todo en la vía que conduce al poblado de Leona Vicario, en la cual circulan muchos camiones de gran tamaño, que constituyen un peligro para las caravanas.

Asimismo, comenta que estos grupos de devotos guadalupanos, muchos de ellos ciclistas, se protegen ellos mismos con vehículos “en avanzada” para evitar percances.

En lo que respecta a la vigilancia policíaca en torno a las iglesias, Pedro Pablo Elizondo dijo que dependerá del criterio de cada párroco, el solicitarla,  al existir zonas de la ciudad  en las que el riesgo de ser víctimas de algún delito, es mayor durante las noches, cuando tiene lugar varias ceremonias litúrgicas de estas fechas.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario