Pulverizan al bolsillo

Inminentes alzas, ‘regalazo’ de año nuevo a la economía familiar; sube el precio del gas.

 

Por Blanca Silva> Quequi

 

Contra lo esperado por la población tras el Pacto de Certidumbre Fiscal, que establece que no habrá nuevos impuestos en lo que resta de la actual administración, la realidad es que el bolsillo de los quintanarroenses resentirá a partir de este mes una serie de incrementos o “ajustes” en los precios de los productos y servicios que consume y utiliza habitualmente, que oscilará entre 3% y 8%, a lo que se sumará el vaivén de 3% en el costo de los combustibles acorde a los precios internacionales y también el del gas de uso doméstico.

Y es que este año al igual que en 2015, los precios resentirán el deslizamiento del peso frente al dólar, el incremento en las tasas de interés de los créditos a tasa variable, el inicio de la eliminación gradual de la exención del pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) de los contribuyentes del Régimen de Incorporación Fiscal y el costo administrativo de la carga fiscal adicional por el envío de la contabilidad electrónica.

A lo anterior se sumará el ajuste en las tarifas de agua potable por el incremento anual al salario mínimo, que afectará también a los créditos hipotecarios tasados en Unidades de Inversión (UDI’s), así como el alza de entre 5 y 10% en el costo de los productos importados, que consumen principalmente hoteles y restaurantes, debido al tipo de cambio, el costo de transportación (flete), seguro e impuesto de importación.

Por si esto no fuera suficiente, el bolsillo familiar resentirá también un incremento todavía mayor a 2015 en el costo de los medicamentos, debido a que buena parte de los insumos que se utilizan en su elaboración son de importación y se cotizan en dólares, así como un ajuste de cuando menos 2% en el precio del kilogramo de tortilla, tras el alza de 20% que sufriera la harina de maíz.

Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla (CNIPMT) en Quintana Roo, Pío Quinto Hernández, dejo entrever la posibilidad de un incremento al kilogramo de sus productos en la entidad, luego de que las harineras aplicaran un alza de 20% al costo de la harina de maíz, que es el principal insumo en su elaboración, el cual se centraría principalmente en el reparto, para no afectar la venta al público en mostrador.

Sin embargo, la realidad va mucho más allá, pues 2015 terminó con un incremento “hormiga” acumulado a lo largo del año de entre 20% y 22% en los precios de los productos procesados, como pan y galletas, que se espera se incrementen todavía entre 5% y 8% durante este mes, como parte de una estrategia de los fabricantes para minimizar el impacto en el bolsillo familiar.

De acuerdo con el primer vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, Rafael Ortega Ramírez, a lo largo de 2015 los grandes fabricantes aplicaron un incremento “hormiga” en sus productos, del cual no se salvaron los materiales de construcción, dentro de lo cual el bulto de cemento registró cuatro incrementos en el año, al que se sumará uno más de 5% en los primeros días de este mes, lo cual ha elevado el costo para construir una vivienda repercutiendo en su costo final.

El también dirigente de La Fuerza del Consumidor Unido, destacó que estos incrementos han pulverizado el alza de 4.2% al salario mínimo, que pasó de 70.10 a 73.04 pesos a partir de ayer 1 de enero, luego de que las grandes tiendas de autoservicio empezaran a aplicar desde noviembre pasado la mitad del incremento previsto en sus productos,

Además, los contribuyentes resentirán a partir de este mes un incremento promedio de 4.2% en los costos de licencias y derechos de los tres órdenes de gobierno que se ajustan cada año conforme al salario mínimo, lo cual incluye también un ajuste en las multas que aplican entidades como la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que a partir del 1 de enero oscilan entre 236.54 y siete millones 948 mil 063.22 pesos.

Asimismo, en el caso de la energía eléctrica, el Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó el miércoles pasado un Acuerdo por el que se autoriza a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ajustar las tarifas finales de energía eléctrica del suministro básico a usuarios domésticos, que establece las medidas para reflejar este 2016 el efecto de la reducción en los costos de generación, mediante la aplicación de una reducción de 2% respecto de los cargos tarifarios vigentes durante diciembre 2015.

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario