Queda fichado El Chapo

Implementan nueve medidas para reforzar la seguridad en el Altilpano.

 

 

Las autoridades penitenciarias no están dispuestas a pasar por el vergonzoso momento de informar que se les ha fugado Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” del Altiplano.

Y por ello, el gobierno federal lleva a cabo nueve medidas para reforzar la seguridad del Centro Federal de Readaptación Social (Cereso) número 1 del Altiplano.

Entre las precauciones se encuentran el cambio de equipo de detección de drogas y explosivos, arcos detectores de metal y Rayos X. Asimismo, se llevan a cabo cambios al sistema perimetral, mantenimiento a 234 cámaras de videovigilancia de circuito cerrado que ya funcionan por completo, además de que se colocaron cables antiaéreos.

Se ha hecho una rotación a otros penales de los 40 reos más peligrosos, así como que se puso fin a la sobrepoblación y no hay vacantes para nuevos custodios. Se dijo que las nueve medidas inmediatas ya estaban operando para finales de año. La primera de ellas fue el cambio de equipo de revisión física del personal que ingresa al penal como los escáneres de detección de drogas y explosivos.

DIFUNDEN ENTREVISTA

La revista “Rolling Stone” difundió ayer el video completo de la entrevista que realizó en octubre pasado el actor y director Sean Penn a Joaquín “El Chapo” Guzmán, en la que la actriz Kate del Castillo fungió como intermediaria.

En una nota de la redacción, la revista dice que durante el encuentro con Penn en octubre de 2015, en algún lugar de México, “El Chapo” aceptó realizar la entrevista en una fecha posterior.

Sin embargo, apunta “Rolling Stone”, esa entrevista no pudo realizarse en forma personal y Penn envió las preguntas por mensajería de BlackBerry. Guzmán accedió a grabar un video con sus respuestas. “Sin estar presente”, agrega la revista, “Penn no podía ni controlar el cuestionario ni reaccionar a las respuestas”.

En el extenso artículo que precede al cuestionario, Penn escribió que “de las muchas preguntas que mandé a “El Chapo”, un camarógrafo fuera de cuadro hace algunas de ellas directamente, parafrasea otras, suaviza muchas y se salta otras por completo”.

Penn escribió que una reunión de preparación previa a la visita a “El Chapo”, la realizó en el hotel St. Regis el pasado 28 de septiembre. ¿Quién se estaba hospedando en ese hotel también? El presidente Enrique Peña Nieto, en Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas. El colmo: Al salir del hotel, uno de los agentes de seguridad del mandatario mexicano le pide a Penn que se tome una “selfiecon él. “El México de hoy tiene, en los hechos, dos presidentes”, escribe el actor.

“Quiero dejar en claro que el contenido de esta entrevista es exclusivo para la señorita Kate del Castillo y el señor Sean Penn”, dice Guzmán Loera en el video de la entrevista.

El Chapo” habla sobre su infancia y su incursión en el mundo del narcotráfico. Le preguntan cómo entró en contacto con la droga, y él responde: “De la edad de 15 años en delante, de donde yo soy, que es el municipio de Badiraguato, yo me crié en un rancho que se llama La Tuna. Por allá, hasta la fecha no hay oportunidades de trabajo. La única manera de tener dinero para comprar comida, para sobrevivir, es cultivar amapola, mariguana y a esa edad comencé a sembrarla, cultivarla y venderla”.

El capo le dice a Sean Penn que le gustaría invertir en el sector energético, pero que debido a que su dinero es ilícito, “se restringen sus oportunidades de inversión. Cita ‘pero me pide que no los publique’ a numerosas grandes empresas corruptas, en México y el extranjero. Menciona, con gustoso desdén, a varias que ha usado para lavar dinero y que se quedan con su rajada del narcopastel”.

“Soy el mayor proveedor de heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana al mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos”, le dice el líder del cártel de Sinaloa al actor.

El pasado 2 de octubre, tras un viaje que inició en Los Ángeles y terminó en algún lugar de la sierra de México, el actor y Kate del Castillo fueron llevados a un encuentro que duró siete horas con uno de los hombres más buscados del mundo.

El estadunidense describe con gran detalle el viaje. La llegada a alguna ciudad de México, el viaje en SUVs, luego en avionetas de seis plazas y de nuevo vía terrestre. En esta parte del trayecto, pasan un retén militar “Dos soldados uniformados, con las armas listas, se acercan al vehículo. Alfredo Guzmán, hijo de El Capo baja su ventanilla; los soldados se hacen para atrás, se ven avergonzados, nos dan el paso.

Finalmente, llegan a las nueve de la noche a una cabaña, en donde están “El Chapo” y su gente. Ahí cenan tacos, enchiladas, pollo, arroz, frijoles, salsa y carne asada, toman tequila y conversan hasta cerca de las cuatro de la mañana, según el cálculo de Penn. Se van a descansar y no han pasado ni dos horas cuando los levantan. Se avecina una tormenta. Si quieren salir de ahí, tiene que ser ya.

Durante la cena, Sean Penn logra que el narcotraficante acceda a que lo entreviste de modo formal. Acuerdan que será en ocho días. Pero la cita no tiene lugar porque las autoridades obtienen pistas que los lleva a perseguir en Sinaloa y Durango..

Siguen semanas de “El Chapo” huyendo y algunos mensajes intercambiados entre Kate del Castillo y el narcotraficante. El actor recibe un pitazo creíble de que la DEA supo de su viaje a México. Deciden que la situación está muy caliente y es demasiado peligroso intentar volver a ver al sinaloense en persona. Penn envía sus preguntas. “El Chapo” tarda en responder vía video. El actor se comienza a desesperar.

Finalmente, llega el video esperado por Sean Penn. “De las muchas preguntas que le envié a “El Chapo”, un camarógrafo fuera de cuadro plantea algunas de ellas directamente, parafrasea otras, suaviza muchas y se brinca algunas por completo”, escribe el actor.

En enero de 2012, Kate del Castillo usó el formato largo de Twitter para decir “Hoy creo más en ‘El Chapo’ que en los gobiernos que me esconden verdades, aunque sean dolorosas”. Y más adelante ‘Señor Chapo’, ¿No estaría padre que empezara a traficar con el  bien?”

El narcotraficante leyó el mensaje y en respuesta intentó enviarle flores por conducto de un abogado suyo. Penn narra que la actriz dio su dirección, pero que “con motivos gitanos propios de una actriz”, logró no recibir las flores.

Sean Penn cuenta que luego de que fue capturado el capo en febrero de 2014, en Mazatlán, productores estadunidenses lo buscaron, con propuestas de películas sobre su vida. Pero, si alguien lo iba a hacer, el narcotraficante quería que fuera Kate del Castillo. El mismo abogado la contactó, siguió un intercambio de mensajes escritos entre la actriz y el capo.

El viernes, en una conferencia de prensa realizada en el hangar de la institución mexicana, y que se realizó horas después de la detención del líder del cártel de Sinaloa, la procuradora Arely Gómez reveló que “otro aspecto importante que permitió precisar su ubicación, fue haber descubierto la intención de Guzmán Loera, de filmar una película biográfica, para lo que estableció comunicación con actrices y productores”

REUNIÓN EN LA UAS

La Reserva Ecológica de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), llamada Nuestra Señora, fue sede del encuentro entre los actores y productores Sean Penn y Kate del Castillo con Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, de acuerdo con un texto publicado por el semanario Ríodoce, en Culiacán.

La reserva se ubica en la zona serrana del municipio de Cosalá, donde la reunión tuvo verificativo entre el 2 y 3 de octubre y fue “detectada” por las corporaciones de inteligencia del gobierno mexicano, entre ellas la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional (Sedena) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Dichas instituciones contaron con el apoyo de asesores colombianos y agencias estadunidenses. El encuentro generó que se intensificaran las acciones de búsqueda y seguimiento de las actividades del narcotraficante y tuvo como resultado la captura del capo en la ciudad de Los Mochis, cabecera municipal de Ahome, el viernes pasado.

En el encuentro hubo mariscos, carne asada y la presencia inicial de dos cocineros. Buena parte del personal de la reserva Nuestra Señora, estudiantes, biólogos y vigilantes, fueron retirados.

“Las cabañas Urracas y Colibríes. Tres mil pesos por noche. Las dos con mejores vistas en el complejo turístico del Mineral de Nuestra Señora del Rosario; una reserva ecológica de cinco mil 500 hectáreas que cuenta con cabañas, un hotel, un museo, un observatorio y una tirolesa.

Kate del Castillo se hospedó en la cabaña Urracas, y Guzmán Loera en la Colibríes. Ellos y algunos de los “colaboradores”, tal vez integrantes del equipo de seguridad del capo, fueron llevados a un recorrido por la reserva y de acuerdo con testimonios, a “El Chapo” le sorprendió una de las jaulas donde hay varias guacamayas para su protección.

Los protagonistas del encuentro aprovecharon que no había visitantes ni huéspedes, pues estaban en temporada baja. “La estadía, discreta siempre, terminó a las dos de la mañana del sábado 3, cuando Kate pidió que le abrieran la puerta, pues le había surgido un ‘problema personal’ y tenía que retirarse. ‘Luego volveremos’, habría dicho. “El Chapo” ya se había marchado.

Después de haber permanecido en la reserva, Ríodoce trató de entrevistar a Kate del Castillo. “Se hizo una llamada a su casa en Los Ángeles. Una asistente respondió y pasó la llamada a la actriz. Se le aclaró quien llamaba, de dónde y para qué.

“Cuando se le preguntó si había estado recientemente en Cosalá, estalló en cólera. No dio tiempo de preguntar si se había reunido con el capo Guzmán. Sólo dijo que estaba harta de que la inventaran cosas y que ella nunca había estado en Sinaloa. Luego colgó”.

“El relato que Sean Penn hace previo a la entrevista que publica en “Rolling Stone” coincide plenamente con la descripción que puede hacerse de las cabañas que existen en la Reserva: la explanada donde se llevó a cabo la comida, a cielo abierto, los pasillos oscuros entre una cabaña y otra, el ruido de las motosierras, que en el complejo es incesante, y hasta las paredes blancas, una de las cuales sirvió de trasfondo en la fotografías que el Chapo y el actor se tomaron como testimonio del encuentro.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario