Reaparece Luis Miguel en un comercial después de 16 años

Ciudad de México

Hace 16 años exactamente, en el 2004, un año después de haber lanzado su último álbum titulado 33, Luis Miguel protagonizó un comercial de Ferrero Rocher y hoy, el cantante vuelve a aparecer en las pantallas para promocionar Uber Eats con un nuevo look que dio de qué hablar (casi tanto como su pedido).

“Esta noche voy a cenar fetuccini con salsa de trufas blancas y queso parmesano…” dice mientras se recarga en un piano y luego agrega, “Mi incondicional amigo” haciendo referencia a su hit, La incondicional. En seguida suena el timbre de su casa y le entregan su pedido.

El comercial desató una ola de comentarios en redes sociales porque el cantante aparece con un nuevo peinado con el que deja atrás su distintivo pelo estilizado hacia atrás con mucho gel en el que ni un solo pelo se le mueve y lo cambió por un copete con crepé para darle volumen.

Lo que es un hecho es la emoción que ha provocado el regreso de Luis Miguel a los comerciales y algunos ríen al mencionar que, mientras que la mayoría de los usuarios de la aplicación la utilizan para pedir pizzas o hamburguesas, Luis Miguel la usa para pedir fetuccini en salsa de trufas. Un pedido que completamente va con el “Sol”.

De acuerdo con diferentes medios de comunicación, Luis Miguel cobró 800 mil dólares por aparecer en el comercial de Ferrero Rocher en el 2004.

Con información de Elle

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario