Revés a Monsanto de tribunal ambientalista

Por Agencias > Quequi

El Tribunal Internacional Monsanto, ante el cual comparecieron en octubre pasado apicultores mayas que luchan contra los transgénicos, concluyó que dicha trasnacional efectivamente violenta derechos humanos fundamentales, como al medio ambiente sano, a la alimentación y a la salud, entre otros.

En el caso de las comunidades mayas, cuyos representantes llevaron su denuncia por los daños a su salud y a la apicultura –de la que depende su economía– que ha causado Monsanto en su intención de introducir sus semillas transgénicas a la región, el Tribunal concluyó:

Los impactos de la conducta de Monsanto sobre la biodiversidad también han afectado negativamente los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

“Estos impactos son aún más graves dada la estrecha dependencia de los pueblos indígenas y las comunidades locales con el medio ambiente. La ausencia de información adecuada sobre los riesgos que plantean los herbicidas y los OGM, la falta de medidas adecuadas de mitigación, la falta de evaluaciones de impacto ambiental creíbles y la falta de consultas significativas subrayan la interferencia de Monsanto en los derechos humanos”, detalla el documento.

Las conclusiones en este sentido reflejan el malestar de pueblos indígenas, como el de Angélica Ek y Feliciano Ucán, integrantes de las comunidades mayas del municipio de Hopelchén, Campeche, quienes asistieron a La Haya en octubre pasado para describir al Tribunal las afectaciones derivadas de las actividades de Monsanto a sus entornos, comunidades y actividades productivas, como la muerte de abejas productoras de miel, afectaciones en flora y fauna, además de contaminación de agua con glifosato y pérdida de masa forestal provocada para ampliar la frontera agrícola para monocultivos.

“Los impactos sobre las abejas y los polinizadores por el uso de plaguicidas socavan aún más la biodiversidad”, denunció este martes Jorge Pech, otro apicultor maya de Hopelchén.

En 2012 integrantes de comunidades mayas de varios municipios de Campeche y Yucatán presentaron diversos amparos en contra del permiso que el gobierno mexicano dio a Monsanto para la siembra comercial de soya transgénica resistente al herbicida glifosato.

No hay comentarios

Deja un comentario