‘Roban reflectores’ a ambientalistas

SOCIAL
Arman políticos zafarrancho para provocar a la fuerza pública que resguarda al Tajamar.
Por Javier Chumacero Quequi

Las máquinas retroexcavadoras entraron al malecón Tajamar derrumbando árboles y mangle, sin la supervisión del personal de la Profepa o de la PGR en la reubicación de animales y especies protegidas, en lo que se consideró por los propios defensores medioambientales como una batalla perdida, aunque advirtieron que darán la pelea ante instancias internacionales.
Con vallas protectores y la colocación de grandes plásticos de color negro, se llevan a cabo los trabajos de desmonte para concretar la construcción de los fraccionamientos. “Fonatur no tenía cómo pagar los 500 millones de dólares que le dieron por esos terrenos, por eso se autorizó el ecocidio”, lamentó Rocío Pinto, una activista que fue testigo durante pocos minutos de la destrucción del manglar y de especies animales y silvestres. En la tarde de ayer un grupo aproximado de 300 personas cerraron pacíficamente el tramo correspondiente a la avenida Bonampak, y protestaron por los hechos con pancartas alusivas al tema. Agentes de la dirección de Tránsito coordinaron el cierre de la vialidad con el desvío de automóvilistas y transporte urbano.
Sin embargo, gente de partidos políticos como suele suceder y en su afán de protagonismo, dado que nunca estuvieron cerca del movimiento ni lo apoyaron con guardias, quisieron marchar hacia el kilómetro cero y cerrar la circulación, lo que está contemplado por la ley como un delito federal de obstrucción a las vías de la comunicación. En realidad, su única intención fue la de provocar a la fuerza pública para que los detuviera y aparecieran como víctimas. Los verdaderos medioambientalistas no causaron alboroto.
El operativo inició en la madrugada, aunque fue ayer en la mañana, cuando al menos una docena de camiones de volquetes entraron a la zona para llevarse la flora que recogieran las máquinas, de acuerdo a una testigo que entró a la fuerza al lugar y pudo tomar fotos, aunque sólo del primer cuadrante porque luego fue desalojada.
“Observé muchos autos, eso quiere decir que sí está permitida la circulación pero para ellos solamente. Pudiera ser gente de Fonatur. Hay dos máquinas retroexcavadoras y mucha gente dando vueltas. No vi a personal de la Profepa ni de Ecología, cuando se supone que tendrían que estar ahí para vigilar el respeto a las especies protegidas”, afirmó Pinto.
Durante toda la mañana y hasta pasado el mediodía, algunos ciudadanos preocupados se interesaron por el tema y se acercaron a filmar y tomar fotos con sus teléfonos celulares. Hubo también la presencia de varios personajes políticos que en su afán protagónico acudieron al sitio y provocaron a las fuerzas del orden.
Luego de meses de una intensa campaña en defensa de la flota y fauna, al parecer el grupo inversor italiano BI&Di logró reunir la documentación que le pidió la Semarnat e inició el ambicioso proyecto por 900 millones de dólares, que en un par de años edificará una torre condominal, estacionamientos, un desarrollo comercial, una zona residencial con 3,600 viviendas y hasta la Basílica de la ciudad.
“Se le llamó a Martha Kuri de la Profepa en la Ciudad de México y no quiso hablar con nosotros, pero escuchamos como le decía a su asistente que debía comunicarse primero con los biólogos. La delegada de aquí, Carolina García Cañón creemos que no le interesa su trabajo, porque nunca ha respondido las llamadas, y de la PGR más de lo mismo”, declararon integrantes del Movimiento de Salvemos al Malecón Tajamar.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario