Ronda muerte en las playas

Al caer la tarde, guardavidas dejan a merced de las garras del mar a cientos de bañistas en Cancún, Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum.

Por Clicerio E. Cedillo> Quequi

Al caer la tarde cientos de bañistas en playas públicas son abandonados a su suerte. Y es que los diversos grupos de salvavidas dependientes de las direcciones de Protección Civil, al menos en Benito Juárez, incluyendo a Puerto Morelos, Solidaridad y Tulum, puntualmente al término de su turno  levantan las banderas de advertencia, aún con mar picado, y se retiran sin importarles eventuales percances por imprudencia o desconocimiento de los visitantes.  Al menos en los últimos 15 días se han lamentado dos decesos por ahogamiento, uno con Cozumel y otro en Cancún, registrados los días 21 y 22 de diciembre, respectivamente.

Según se pudo observar, la puntualidad de los salvavidas raya en la exageración, por ejemplo en las playas públicas de Cancún, como en Playa Delfines, mejor conocida como “El Mirador”, donde el mar siempre está entre enojado y furioso, dando las 18:00 horas, los salvavidas levantan sus banderas, aún siendo rojas, recogen sus pertenencias y se retiran del lugar.

Por si fuera poco, en esta misma playa, aún cuando la concurrencia es prácticamente permanente, ya que el turismo no solo busca sentir la arena y mojarse en la playa, sino que haciendo largas filas acude a fotografiarse con el letrero de Cancún, los baños se cierran puntualmente a las 19:00 horas, aún y cuando haya gente solicitando de este servicio.

En el caso de Puerto Morelos, es peor, pues dando las 17:00 horas en punto, los guardavidas adscritos a Protección Civil, levantan  sus banderas de advertencia, aún siendo rojas debido al mal tiempo, y se retiran. Esto es muestra de que a nadie le importó que aún entrada la noche las playas de este destino estuvieran llenas de bañistas.

Por lo que respecta a las playas de Solidaridad, también repletas de turismo por ser temporada alta, el horario de los guardavidas también es puntual, de 10 de la mañana a 17:00 horas, sólo que por ser periodo vacacional, incongruentemente, el horario de recorre de 9:00 de la mañana a 16:00 horas, cuando los guardavidas recogen sus pertenencias y se retiran de playas tan concurridas como las de Punta Esmeralda.

En este caso, la dirección de Protección Civil de Solidaridad, señala que las banderas de advertencia amarillas hondean permanentemente, lo que no implica que la seguridad de los bañistas esté a salvo. De igual forma, indican que al retirarse los salvavidas de sus puestos, personal de esta dependencia, lo mismo que de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) realizan recorridos  continuos, lo que tampoco representa un apoyo real para algún bañista en peligro dentro del mar.

Lo mismo sucede en las hermosas y aparentemente calmadas aguas del mar de Tulum, donde  los empleados de la dirección de Protección Civil, encargados de velar por la seguridad de los bañistas, también dando las 17:00 horas, en punto levantan sus banderas, recogen sus pertenencias y dejan a los bañistas a su suerte y peor en esta temporada en que la mayoría quiere estar dentro del agua de nuestras playas, sin importarles el riesgo y peor aún sin ninguna advertencia.

En Cancún, un caso grave a destacar es un punto en la Playa Gaviotas, a un costado de la zona rocosa donde la resaca es constante, tanto así que ya se han registrado algunos decesos y en otros casos se ha salvado a los bañistas. En este caso, los horarios de los salvavidas también son estrictos.

Al respecto un mesero de un restaurante cercano, señala que no se debe responsabilizar de estas acciones a los guardavidas, “porque ellos cumplen con sus respectivos horarios, pero por lo menos en temporada vacacional, las autoridades de los respectivos municipios deberían implementar acciones extraordinarias, pues se debe velar por la seguridad de nuestros visitantes que son a su vez, los que nos recomiendan o reprochan nuestras  deficiencias.

 

LAMENTABLES SUCESOS

Es importante destacar que ha habido casos lamentables de muertes de turistas que no han medido consecuencias y se lanzan al mar, y más grave sería sin apoyo de salvavidas. Tal es el caso el pasado día 21 de diciembre, en Cozumel, cuando Donald Stanley, de 60 años, originario de Estados Unidos, quien llegó a la Isla a bordo del crucero Carnival Freedom, fue hallado inconsciente como a cien metros de la playa Punta Sur. Pese a los intentos por reanimarlo no se le pudo salvar la vida.

Por otro lado, en Cancún, el pasado 22 de diciembre, al derredor de las 10:25 horas, se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida en la playa Gaviota azul, ubicada en el kilómetro 9.5, de la zona hotelera de Cancún. El cuerpo pertenecía a quien en vida llevaba el nombre de Luis N, de 41 años, quien se hospedaba en uno de los condominios del área junto con su esposa  Shana N, quien solicitó el apoyo de las autoridades competentes, tras percatarse que su pareja se encontraba sin vida. (Con información de las corresponsalías).

 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario