Round 12

Por Mauricio Sulaimán 

(Presidente del WBC – Hijo de José Sulaimán) 

contact@wbcboxing.com 

Fecombox, una agrupación que ha buscado siempre la unidad 

Mi papá llegó al boxeo cuando intentó entrar al palenque de Ciudad Valles para ver a sus amigos subirse al ring, pues ellos eran boxeadores. Al no tener boleto ni dinero para comprarlo, el taquillero le ofreció entrar si participaba en “la botana”. Sin saber qué era eso, aceptó. 

Grande fue su sorpresa cuando le quitan la camisa y le ponen unos guantes; sólo, arriba del ring y pensando hacia sí mismo, reflexionó: Cómo voy a pegarle a ese niño; no me hizo nada, no le tengo rencor, “¡y en eso suena la campana! Mi papá nos contaba esa historia con gran felicidad, pues dijo que la pelea cree que la perdió, pero sí ganó en recoger los centavos que el público habitualmente lanzaba a los niños ‘botaneros’, pues él se quitó los guantes y el otro niño, no”. 

Don José transitó por muchos campos del boxeo desde pequeño; fue mandadero, campanero, anunciador de ring, juez, réferi, inspector y comisionado. Participó en las comisiones de boxeo de Ciudad Valles, en San Luis Potosí; Ciudad Victoria, en Tamaulipas, y la Comisión Estatal Tamaulipeca; recorrió el país, y pudo conocer a quienes compartían su interés de que este deporte cambiara para proteger al boxeador, así como sus principios y valores de integridad, humanismo, justicia e imparcialidad. 

Fue así como un gran día, en 1953, se fundó la Federación de Comisiones de Boxeo (Fecombox) con el propósito de uniformar y unificar criterios, y avanzar juntos en la protección al boxeador. Don José fue nombrado presidente de la agrupación y se logró la afiliación de la gran mayoría de comisiones de boxeo del país. Muchos grandes comisionados de esa época fungieron como presidentes; inclusive, el legendario ídolo mexicano Raúl “Ratón” Macías la presidió. Esta agrupación dejó de funcionar en 1974. 

En 1990, cuando mi papá era presidente de la Comisión de Boxeo de la Ciudad de México, celebró una convención de comisiones de boxeo con la intención de lograr la unidad y reciprocidad en el país, lo que algún día tuvo la Fecombox. En las siguientes gestiones de ese organismo se dio continuidad a este plan. El licenciado Juan José Torres Landa siguió con el impulso; asimismo el ingeniero Pascual Ortiz Rubio, quien convocó a una nueva reunión en Taxco, en 1996. 

La Fecombox vuelve a integrarse en 1997, cuando se nombró una mesa directiva en la que figuraban los presidentes de las comisiones de boxeo más representativas del país: El ingeniero Pascual Ortiz Rubio (DF), Salvador Plascencia, QEPD, (Guadalajara), Carlos López (Culiacán), Lorenzo Soberanes (Ciudad Juárez), José Juan Guerra, QEPD, (Monterrey), Ramón Espinoza “El Caborca”, QEPD, (Tijuana), así como el licenciado Carlos González Hinojosa (Reynosa). 

Este último fue electo presidente en 1998; lo siguió el licenciado Juan José Herrera Ornelas, QEPD, después José Manzur, y en el 2009 regresó González Hinojosa, hasta el 2017, pasando la estafeta al actual Rodolfo Ramírez, de Monterrey. 

En estos días, la Fecombox sostendrá una reunión por videoconferencia, donde se hará el cambio de Presidencia y se diseñará el plan para ajustarse a los nuevos tiempos. 

La Fecombox sirve como puente de comunicación entre todos los participantes e integrantes de la comunidad de boxeo. La afiliación de las comisiones es la base de su éxito. Lo más importante es el control de las salidas médicas-administrativas de los boxeadores, pues se ha logrado minimizar la terrible práctica de “vender salidas”, por parte de comisiones de boxeo piratas; aún hay mucho por hacer, pero el día de hoy la información es casi absoluta y transparente. 

Ahora más que nunca se necesita la unidad de dichas comisiones, desde Tijuana hasta Chetumal. Todo el país se debe unir por el bien del boxeo y los boxeadores. Los intereses creados nunca podrán estar por encima de la salud y seguridad de los peleadores. 

¿Sabías que? 

La Comisión de Boxeo de la Ciudad de México (antes DF) es la encargada de administrar la actividad de los campeonatos nacionales. Este organismo ha sido, por excelencia, el más importante del país, y su participación en la Fecombox ha dado gran apoyo a la formación de acuerdos por el bien del deporte más importante de México. 

Anécdota de hoy 

Era diciembre de 1996; don José convocó a una reunión de comisiones de boxeo en Taxco, Guerrero. Fue tal el interés que, al tener la lista de confirmaciones, la oficina del gobernador de dicho estado informó su asistencia para inaugurar las actividades. 

Mi papá se dio a la labor de informar esta buena noticia a todos, y en una llamada con su hermano del alma: el licenciado Carlos González Hinojosa, le pidió ayuda para comunicar a los más posibles algunas cosas, por lo que nos platicó lo siguiente: Le hablé a mi compadre para que se asegurara que todos llevaran traje a la convención, pues estaría presente el señor gobernador, y así fue; él se encargó de llamar a muchos con esta instrucción. 

“Pues resulta que, por causas de fuerza mayor, el gobernador no pudo asistir y la vestimenta de la inauguración ya no fue de traje, por lo que durante la primera sesión se levantó mi queridísimo amigo de Reynosa, Ismael Miranda (descanse en paz, pues falleció recientemente por el Covid, y pidió el uso de la palabra: Don José, necesito su ayuda, aquí tengo unos boletos de una rifa y quiero que me ayude a sacarlos todos; resulta que me compré un traje nuevo para esta convención, pero ya no se usó, y ahora ¿Qué hago con él? 

Después de una gran carcajada de todos, mi papá le compró el primer boleto de la rifa. 

Comments

comments

No hay comentarios

Deja una respuesta