Se burla Laura de playenses

Playa del Carmen

Por Rafael Santiago

El destacado abogado Luis Ovando, presidente de la Asociación Civil de Profesionistas de Quintana Roo, considera que es un prejuicio incuantificable el que se ha hecho al Ayuntamiento de Solidaridad y a la sociedad entera, por todos los enredos legales en que se han visto involucrados.

Apenas ayer “Tu Periódico Quequi”, publicó el fraude de 271 millones de pesos que se realiza en un contrato por asignación directa con Pasa y otra empresa para la recolección de basura, para el que ni siquiera se realizó el procedimiento legal adecuado, saltándose de manera intencional un mandato del Tribunal Superior de Justicia que les ordenaba reintegrar a la Cooperativa de Servicios y Comercios Recolectores de Desechos Sólidos y Líquidos, (Redesol) y no contratar a ninguna otra, además de que no se tomó en cuenta la obligada anuencia del Comité de Adquisiciones, a los que se les giró un documento que no fue firmado por ninguno de ellos. Ello no impidió que los tres Beristain, la presidenta Laura, la “Güera” y su hermano Juan Carlos, tomaran sus respectivas porciones del pastel de la corrupción.  Para remachar el mismo ex titular de la Oficialía Mayor, Guillermo Hernández, expuso todas esas irregularidades en una carta que filtró la actual titular,  Livia Patricia Burgos Lara.

Otro caso que va directamente en contra de los profesionistas, es el de Rubén Delfino Almorejo López, llevado por Laura Beristain; le vieron la cara al pleno del Cabildo, donde protestó como licenciado sin serlo, dio un número de cédula profesional que era falso y todos aplaudieron semejante usurpación de funciones y falsificación de documentos. Ante las denuncias realizadas por este medio se tuvo que dar de baja a este falso licenciado, que había sido impuesto por servil y genuflexo en nada menos que la Contraloría Municipal, la que en teoría estaría encargada de que todo fuera sin mentiras, sin traiciones, con transparencia y legalidad.

En este caso concreto, Ovando explicó que se le puede inhabilitar y otorgarle hasta 10 años de cárcel al ahora ex contralor municipal de Solidaridad, Rubén Almorejo, además de que hay evidencias de que firmó como funcionario, representante de alguna institución u organización, podrían acumularse varias penas más que establece la ley. Sin embargo, apuntó, no es un delito que se persiga de oficio, sino que una tercera persona deberá interponer la denuncia, por ello es conveniente que “cualquier persona que se sienta ofendida puede presentar una denuncia por daños debido a la actuación de este ex funcionario, quien no sería el primero en usurpar funciones, toda vez que ya ha habido casos de ex funcionarios que han usurpado funciones”, recalcó.

Y es que, luego de que Rubén Delfino Almorejo López se ostentó como licenciado bajo la cédula profesional 1632102, se descubrió que esta matrícula si existe pero a nombre de otra persona, una licenciada, que nada tiene que ver con el ex funcionario municipal,  por lo que Almorejo López mintió al Cabildo Municipal sobre su preparación académica y habría falsificado documentos al usar la cédula profesional de otra persona. Lo más irónico es que para ocupar el cargo de contralor municipal, no es obligatorio, según la reglamentación municipal vigente, que Almorejo tuviera una licenciatura, no obstante, su ego de ignorante, lo llevó a ostentarse como un letrado que sueña ser.

La mayoría de los integrantes del gobierno de Laura Beristain no nacieron ni vivieron en Solidaridad y consideran este bello paraíso turístico como zona de conquista; en la Dirección de Asuntos Contenciosos, que coordina y ordena a todos los asuntos legales, impusieron a un chamaco sin cédula profesional, cuando el cargo obligaba a eso, de nombre Manuel Gerardo Ylizaliturri Blanco, al que tuvieron que destituir después de que se ventilaran tantas irregularidades, pero como muestra de que es un recomendado al que seguirán protegiendo, lo colocaron como secretario particular de la presidenta municipal Laura Beristain. Las pruebas abundan en innumerables oficios internos en que se le menciona como licenciado en el cargo mencionado.

Otros casos vergonzantes en los que funcionarios del primer círculo se ven involucrados en actos de corrupción los hemos señalado puntualmente. Como el de la Dirección General de Servicios Públicos municipales  cuyo titular Juan Carlos Seguras Espadas, tiene a su suegro Jorge Antonio Morantes Yáñez, en el área de Alumbrado. A Libia Araceli Guzmán López,  fungiendo como la segunda de abordo, sin el mínimo conocimiento de lo que se debe de realizar en dicha área.

Otro de sus grandes amigos de Laura Beristain,  Ulises Gavia Díaz fue acusado por una empleada municipal por “acoso sexual” y en lugar de destituirlo  y aplicarle todo el peso de la ley  como premio fue transferido a  la Dirección de Desarrollo Social.

Pero lo que ha rayado en el cinismo y nepotismo es que el subdirector de Catastro, Ángel García Lara  sea también un acosador sexual y que llegue a las oficinas en estado de ebriedad hasta el grado de quedarse roncando su cruda en su escritorio en horas laborales. 

Tal como lo menciona constantemente el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, la corrupción es la causante de la mayoría de los males que aquejan al país. Y los resultados en el gobierno de Solidaridad siguen pendientes. Ello ha provocado que el sector empresarial muestre también su preocupación por tantas exigencias de diezmos por cada obra o servicio contratado. La economía se pone en jaque y se daña el patrimonio del pueblo para beneficio de la rapiña de algunos que llegan al poder para servirse y no para servir.

El desorden se amplía a todas las esferas sociales, varios negocios cierran debido a las amenazas contra los comerciantes por el famoso “derecho de piso”, y al no pagar, son asesinados. La inseguridad y los crímenes son el pan de cada día.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario