Se desata la violencia en Suchaa

CHETUMAL. Estalló la violencia en la asamblea del sindicato de taxistas de la capital, con empujones, sillas que volaban, palos y pedradas, todo para “reventar” la sesión y evitar que se aprobara la realización de una auditoría para revisar las cuentas de los últimos 17 años de administración, cosa que no lograron hacer.

Un grupo de “choque” fue enviado a la sede del Sindicato Único de Choferes Automóviles de Alquiler (Suchaa), supuestamente por el ex dirigente Rubén Pelayo Ku, mientras se deliberaba si iniciaría una auditoría que abarcaría la gestión del actual líder, Rafael Zetina Galván, alias “Catrín”, además de sus antecesores, Eliezer Arguelles, que duró dos años en el cargo, y del propio Pelayo Ku, quien duró 13.

Eran cerca de 60 personas, ajenas al sindicato, las que acudieron al lugar, entre ellos varios allegados de Pelayo Ku, como Maximino Valdez Castillo, actual secretario de conflictos y el secretario adjunto de esta misma área, Miguel Hadad, y el socio Juan Diego Polanco Espadas.

El grupo exigió ingresar al local y de forma violenta comenzó a agredir con empujones, golpes y hasta piedras a los que controlaban la entrada, además de destrozar parcialmente la cortina.

Enfrentamiento que duro cerca de 15 minutos, dejando como saldo, dos detenidos, poco más de 20 personas con golpes y heridas superficiales, y daños materiales a las instalaciones del sindicato donde se llevaron a cabo los trabajos de la asamblea.

DISPUTA

Durante la reunión, Rafael Zetina rindió un informe sobre la creación de una asociación civil, lo que reconoció es una estrategia para salvaguardar el patrimonio sindical, ante los embargos que se han comenzado a realizar.

La asamblea nombró una comisión de socios, encabezada por Héctor López Ballote, reconocido auditor en Chetumal, y por Alan Trejo Alemán, que con un grupo de contadores contratados revisaran el manejo del sindicato desde 1999

“La comisión de manera neutral será la que revise las cuentas del año 1999 a la fecha, y el que tenga que aclarar qué hizo como directivo al frente del sindicato, tendrá que hacerlo y hoy con toda claridad y certeza lo que quisieron es eso, evitar que se tomara el acuerdo de auditar el sindicato, aunque con ello ahora se está buscando retomar la confianza de los socios del sindicato”, declaró Zetina.

En la misma asamblea se dijo que los dos ex directivos anteriores, tienen miedo de enfrentar el proceso de transparentar a todos los sindicatos, anunciado por el gobernador electo, Carlos Joaquín González, por ello su interés en que no se revisen los libros contables.

Los socios asistentes a la asamblea no aceptaron la renuncia del tesorero Hilario Huerta Ascensión, con el argumento, de que no evadirá su responsabilidad y será quien deba abrir los documentos para que los auditores inicien sus trabajos de manera inmediata.

Los ahí presentes decidieron que la comisión se encargará de revisar la asignación de las concesiones de taxi en las últimas administraciones, y en caso de detectarse el tráfico de influencias e intereses económicos de tras de sí, éstas serán inmediatamente revocadas para ponerlas en manos de socios y socios ayudantes que llevan años en lista de espera para ese derecho que por estatuto les corresponde.

El caso de la Gasolinera Kohunlich, que supuestamente es propiedad del sindicato pero que no aparece dentro de los bienes directos del Sindicato Único de Choferes de Automóviles en Alquiler, acordaron que pase de manera inmediata y legalmente a la lista de los bienes sindicales, para que los agremiados gocen de sus beneficios.

La comisión está conformada de la siguiente manera presidente: Héctor López Ballote, secretario: Alan Trejo y vocales: Víctor Trujillo, Cristina Angulo, Concepción Rivera, Alejandro Pacheco y Humberto Pastrana.

Por Mayra Cervera › Quequi

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario