Se impacta contra autos estacionados

El conductor perdió el control de su vehículo y colisionó dos camionetas.

Por José Tejada

Dos personas lesionadas entre estas una menor de un año de edad y daños materiales valuados en poco más de 15 mil pesos, fue el saldo de un accidente de tránsito suscitado en la ciudad de Bacalar, luego de que el conductor de un coche compacto perdiera el control de su vehículo y se impactara contra dos camionetas que se encontraban estacionadas.

Los hechos se registraron aproximadamente a las 11:30 horas de ayer cuando Miguel “N”, conducía su coche compacto marca Nissan, tipo Tsuru, color gris, con placas de circulación UTG-100-C sobre la carretera federal Chetumal – Bacalar en dirección de sur a norte.

Pero al llegar al cruce con la avenida 19 y calle 36, perdió el control de su automóvil por el aparente exceso de velocidad al que circulaba, impactándose contra una camioneta marca Toyota, tipo Pick Up, roja, con matrícula  TB-4702-F, conducida por Isaí Ponce Rodríguez, de 26 años de edad, unidad que se encontraba estacionada a las afueras de la tienda denominada “Boxito”.

Tras el impacto la Toyota Pick Up se proyectó contra otra camioneta marca Dodge, tipo Journey, color blanco, con placas USZ-459-A, propiedad de Benito Martínez Rosas, de 56 años de edad, vehículo que al igual que el segundo se encontraba estacionado a las afueras de la tienda.

Durante el percance el conductor del Nissan Tsuru y una menor de nombre N. P. D., de un año de edad, la cual se encontraba dentro de la camioneta Toyota Pick Up resultaron lesionados, por lo que testigos presenciales de los hechos dieron parte a las autoridades, a través del número de emergencias 066.

Al lugar acudieron elementos de la Policía Municipal Preventiva (PMP) y paramédicos del Grupo de Rescate y Emergencias Médicas (GREM) de Bacalar, quienes acordonaron el área, tomaron nota de lo sucedido y le brindaron los primeros auxilios a los lesionados.

Posteriormente, los lesionados fueron llevados al Hospital Comunitario de Bacalar para que fueran valorados; sin embargo, debido a la gravedad de sus lesiones, Miguel “N” tuvo que ser trasladado al Hospital General de Chetumal, para que recibiera la atención médica correspondiente.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario