Se oponen a los protectores

Por Carlos Gasca > Quequi

Aun cuando el equipo de hélices en motores ya está contemplado y se deberá ajustar a las nuevas reglas en el manejo y operación de la próxima temporada de avistamiento del Tiburón Ballena, no todos están seguros de instalarlos, pues temen que se registren daños.

A escasos días de que inicie la temporada de avistamiento, los náuticos reconocen que todo equipo instalado a sus motores afectarán el funcionamiento, y aun cuando estos podrían funcionar en otras zonas donde los motores recorren distancias cortas, para el caso de Isla Mujeres, será una prueba extrema, considerando que cada una de las embarcaciones recorre diario más de 15 millas náuticas.

La entrega de permisos deberá iniciar este lunes para que inicie la temporada oficialmente el 15 de mayo; sin embargo, las reglas de operación han venido cambiando año con año, sin que esto garantice la seguridad de nadie.

Muchos de los permisionarios buscarán trabajar amparados, pues reconocen que un daño en la transmisión de sus motores podría dejarlos fuera de toda la temporada.

También les están prohibiendo el uso de los trajes de neopreno, los cuales son comunes para la tripulación, pero ahora de acuerdo a la nueva reglamentación, hasta ellos deberán portar el chaleco salvavidas.

En relación al protector de las hélices, las autoridades aseguran que sólo han escuchado hipótesis sobre los riesgos y daños que ocasionaría el uso, pero hasta el momento no hay pruebas que lo confirme.

Comments

comments

No hay comentarios

Deja un comentario