Se va delegada de la Profepa

Por Héctor Bello y Sergio López>Quequi

 

Por supuestas irregularidades en el desempeño de sus funciones, autoridades centrales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ordenan el cese de la delegada de esta dependencia en Quintana Roo, Carolina García Cañón, quien será sujeta a investigación, además de que se le ordenó concentrarse a oficinas centrales en la Ciudad de México en tanto se determina su situación legal, por el mal uso de sus funciones y abuso de autoridad al permitir desarrollos turísticos que causaron alto impacto a zonas protegidas en donde existe flora y fauna en peligro de extinción. La Profepa tiene un nuevo titular, Rodolfo Vilchis Noriega, tras la renuncia, en calidad de irrevocable, de García Cañón.

Situaciones como la tala inmoderada en Malecón Tajamar, así como el desarrollo de complejos condominales y hoteleros en zonas protegidas, por ejemplo las construcciones del hotel RIU Riviera Cancún y el edificio “Ynfinity”, donde se menciona un desastre ecológico de grandes dimensiones.

A la salida de las que eran sus oficinas de la Profepa, Carolina García fue cuestionada por la falta de resultados en su función, lo cual reconoció que si bien deja algunos pendientes, estos no pudieron haber sido evitados por su intervención. “Presenté mi renuncia voluntaria el día de ayer.  El señor Rodolfo Vilchis queda como encargado del despacho en tanto. Presente mi renuncia por un proyecto personal que yo tengo en puerta”, indicó.

De acuerdo a información recabada se pudo establecer que esta funcionaria fue denunciada con anterioridad ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), dependencia que realizó investigaciones sobre el desempeño de sus funciones en Quintana Roo, donde se detectaron graves omisiones en la devastación de un buen número de hectáreas de selva y bosque en la Zona Norte, Centro y Sur del estado.

No hay comentarios

Deja un comentario